sábado, 5 de julio de 2014

10 días en Fez y el Atlas Medio (5): Fez el Bali: las Tenerías de Chouara

Si existe una imagen típica y tópica de la medina de Fez, esta es sin duda la de las cubas de tinte de las tenerías de Chouara, el barrio de los curtidores. Parece que uno no puede volver de Fez sin la clásica foto de las tinas tomada desde la terraza de una de las tiendas de la zona.


Foto: Tenerías de Chouara
Autora: Marta Leonor Vidal García

Para llegar a las tenerías desde la calle Seffarine, tienen que tomar la calle Mechatine y siguiendo recto se llega sin pérdida a Chuara, el barrio de los curtidores. Detectarán rápidamente cuando están cerca por el mal olor.

No se puede acceder a la zona de las cubas, de manera que para poder llevarse la foto a casa tendrán que aceptar la amable invitación de una de las tiendas de la zona a subir a su terraza, con la esperanza de que a la salida compren algo o dejen una propinilla. Para amortiguar el pestilente olor de las cubas les ofrecerán una ramita de hierbabuena.





Foto: Tenerías de Chouara
Autora: Marta Leonor Vidal García

Fez es famosa por esta industria artesanal, que sigue manteniendo la forma tradicional de curtir el cuero.



El procedimiento de curtido tiene dos fases. En la primera las pieles se introducen en enormes cubas repletas de cal, amoniaco, excrementos de paloma y orines de vaca, donde se dejan en reposo durante varios días.





Foto: Tenerías de Chouara
Autora: Marta Leonor Vidal García


Posteriormente se retiran los restos de pelo que queden adheridos a la piel y se introducen las piezas en grandes cubas rellenas de tintes naturales de diferentes colores.

 


Foto: Tenerías de Chouara
Autora: Marta Leonor Vidal García



Las tenerías están explotadas en régimen cooperativo, con los curtidores agrupados en gremios y el oficio se transmite de padres a hijos.



Foto: Tenerías de Chouara
Autora: Marta Leonor Vidal García

Como se puede apreciar, las condiciones de trabajo son bastante insalubres.



Foto: Tenerías de Chouara
Autora: Marta Leonor Vidal García


Si a los visitantes el olor pestilente de la cubas nos resulta ya insoportable a cientos de metros de distancia, no me quiero imaginar como debe ser pasar cada día 8 o 10 horas sumergido en cubas con cal, amoniaco y orines de vaca.




Foto: Tenerías de Chouara
Autora: Marta Leonor Vidal García


Me confirmaron que el contacto directo con químicos tóxicos, bacterias y desechos, hace que los trabajadores tengan que dejar el oficio pronto, porque terminan desarrollando enfermedades respiratorias.



Foto: Tenerías de Chouara
Autora: Marta Leonor Vidal García


 Las fotos están tomadas desde la terraza de La Belle Vue de la Tannerie.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada