miércoles, 12 de abril de 2017

Georgia: Kazbegi: la iglesia de Tsminda Sameba

Salí de la fortaleza de Ananuri a las 18.00 sin una idea precisa de la distancia hasta Kazbegi. Calculé mal. El trayecto se hizo interminable. A partir de Gudauri la carretera se convirtió en una pesadilla. Iba atravesando pueblos fantasma, solo transitados por camiones de obras, bajo la lluvia, en una carretera sin asfalto, cortada por obras de reparación y llena de fango y piedras. Cruzar el pueblo de Kobi (nunca me olvidaré del nombre) fue un horror. Esudami, el siguiente punto del itinerario, no llegaba nunca, el sol se iba poniendo y el día se oscurecía en progresión paralela a mi propio agobio, en medio de pueblos abandonados sin asfaltar. No se veía Kazbegi por ningún lado. 

Por fin llegué ya de noche a un pueblo del que no pude ver el cartel y pregunté a un señor, que me dice que a Kazbegi solo se puede llegar en 4 x 4. Casi me termina de hundir en la miseria. Afortunadamente me entendió mal y pensó que me refería a la Iglesia de Kazbegi, llamada Kazbegi Sameba. El pueblo propiamente se llama Stepantsminda, nombre que toma de un monje, San Stephan, que construyó una ermita en la zona que actualmente ocupa la carretera militar georgiana.




Foto: Stepantsminda
Autora: Marta Leonor Vidal García


El dueño de la Guesthose, al que llamé al móvil, estaba oportunamente aparcado en la plaza y me guió en coche hasta la casa. La guesthouse estaba algo apartada del centro. Hay que subir por una cuesta empedrada junto a la casa de cambio. Seguir recto, derecha, y 3 calles a la derecha. La familia es amable pero solo habla ruso y tuve que tirar de diccionario. La habitación grande y cómoda de 3 camas, pero las sábanas eran de un tejido que parecía papel de lija de ferretería, así que opté por taparme con la colcha. Las ventanas no tenían cortinas opacas ni persianas, solo un visillo de gasa transparente con el que ya te despierta la luz al amanecer, como si los huéspedes se tuvieran que levantar a las 6.00 de la mañana a ordeñar vacas.


KAZBEGI (STEPANTSMINDA)
GOGI ALIBEGASHVILI GUESTHOUSE
Tabidze Ulitsa 44 Kazbegi, 4700
Tfno: 995551901085

RESTAURANTES
Para comer y cenar el CAFE 5047, en la carretera principal, tiene una carta aceptable.

Al lado del puente a la salida del pueblo en dirección a la frontera rusa hay otro local con mesas al lado del río que tenía a un carnero de mascota.








Fotos: Stepantsminda
Autora: Marta Leonor Vidal García


Al día siguiente amaneció con niebla y lluvia en Stepantsminda.

El desayuno en la Guesthouse fue tan malo malísimo que me arrepentí de haberlo contratado aparte. Otro descubrimiento es que los georgianos desayunan ensaladas de pepino y tomate o de col y zanahoria con eneldo, combinación que a mí por la mañana me da arcadas. Además de eso me pusieron pan, mermelada, 2 huevos fritos y nada de líquido, ni un mísero zumo, leche, café o té.

Me volví a meter en la cama a ver si mejoraba el día. A las 10 y pico me encontré en la puerta de la casa con una familia rusa que iba a hacer la excursión y me proponen compartir gastos. El 4 x 4 les cobra 60 GEL y me piden 15 GEL.

La Iglesia de la Trinidad de Gergeti del siglo XIV conocido como Tsminda Sameba, Gergeti Sameba o Kazbegi Sameba es una de las iglesias más emblemáticas de Georgia. Se encuentra en el pueblo de Gergeti, a 6 km de Stepantsminda, a una altura de 2200 metros.

La carretera que sube a la Iglesia es un lodazal intransitable salvo en 4 x 4. Ni se les ocurra intentarlo con un turismo.  Caminando le calculo algo menos de 2 horas.





Foto: Tsminda Sameba
Autora: Marta Leonor Vidal García


El complejo incluye la Iglesia de la Santísima Trinidad, el campanario, ambos construidos en el siglo XIV y casas clericales del siglo XV.




Foto: Tsminda Sameba
Autora: Marta Leonor Vidal García

Al llegar a la Iglesia encontramos un grupo de japoneses metiendo bulla al que llamaron la atención. De nuevo el código de vestimenta ortodoxo y su rechazo a los pantalones en las mujeres, hace que me coloquen un delantal negro que me hacía sentirme como Terele Pávez en "Los Santos Inocentes". El padre de la familia rusa con la que compartí la excursión me confirma que efectivamente la iglesia ortodoxa rusa es extremadamente conservadora con el código de vestimenta. 










Fotos: Tsminda Sameba
Autora: Marta Leonor Vidal García


En la etapa soviética se prohibieron los servicios religiosos en Tsminda Sameba, aunque siguió siendo un lugar muy visitado por el turismo.














Fotos: Tsminda Sameba
Autora: Marta Leonor Vidal García



El Parque Nacional Kazbegi se encuentra en las laderas norte de la cordillera del Cáucaso, y su área protegida cubre un total de más de 8.700 hectáreas y cuenta con 135 kilómetros cuadrados de glaciar. A 5.047 metros sobre el nivel del mar, la montaña de Kazbegi (o Mkinvartsveri) es la tercera más alta de Georgia, y está rodeada de mitos y tradición religiosa.




Foto: Kazbegi
Autora: Marta Leonor Vidal García

Las montañas del Cáucaso de esta región están vinculadas al mito griego de Prometeo, el Titán que, como castigo por haber entregado el fuego a la humanidad, fue encadenado a una ladera en el Cáucaso donde un águila le devoraba el hígado, que se regeneraba cada día, hasta que Heracles (Hércules) se cargó al águila (hoy lo hubiera sancionado el Seprona).

Las leyendas georgianas ubican el lugar donde encadenaron a Prometeo (conocido como Amirani en georgiano) en las laderas heladas de Kazbegi, en la cueva de Betlemi, a 4.000 metros de altura. Esa cueva más tarde sirvió como vivienda a los monjes ortodoxos, que tienen mucha querencia a las montañas aisladas, y la leyenda dice que ha albergado muchas reliquias sagradas, como la tienda de Abraham y el pesebre de Cristo.




Foto: Kazbegi
Autora: Marta Leonor Vidal García


La tarde se me quedó algo vacía porque en Stepantsminda no hay mucho que ver para una tarde y hacer escalada o montar a caballo no están entre mis aficiones. Hay unas cascadas a 7 kms de Stepantsminda,  pero el tiempo no acompañaba para darse un baño.

Finalmente me fui con el coche a dar una vuelta hasta la frontera rusa en Zemo Larsi (a 18 kms de Stepantsminda) . El paisaje de precipios y la carretera llena de curvas cerradas y desprendimientos, resultan bastante sobrecogedores y al llegar a un siniestro cartel de “peligro a 1000 metros” decidí que mejor dejar de curiosear por puntos fronterizos.

Este sitio sí da juego para aficionados al trekking o a la montaña y amantes de la naturaleza, pero para una estancia mínima de 2 o 3 días con excursiones a los alrededores.

Como posibilidades:


- Las cascadas de Gveleti, que significa "lugar de serpientes", miren bien donde pisan....


- El glaciar Devdoraki.

- Garganta de Artkhmo en Akhaltsikhe, a 10 kms de Stepantsminda donde se visitan dos pueblos abandonados, Miguda and Artkhmo y cascadas de agua.


- Garganta de Truso, con bosques de abedules y pueblos abandonados en la ruta.

- Garganta de Khdi a la que se accede a través de la garganta de Dariali y que tiene un monasterio de construcción reciente.

- La garganta de Dariali, una hendidura muy escarpada con acantilados de más de 1.000 metros en las montañas que unen Rusia y Georgia, en la confluencia de los ríos Kabakhi y Khda, es un puerto de montaña estratégico, con torres de vigilancia medievales, cascadas y fauna. Los valles escarpados a ambos lados de la garganta son un lugar de avistamiento de águilas, halcones y buitres leonados.

- la aldea de Jutta a 2200 metros, en el valle de Sno y el monte Chaukhi





Foto: Kazbegi
Autora: Marta Leonor Vidal García

De vuelta a Stepantsminda y por rellenar tiempo, me fui al Museo histórico (3 GEL) ubicado en  la casa del escritor georgiano Alexander Kazbegi (1848-1890), que no vale mucho la pena. Una apolillada colección etnográfica de trajes y fotos en vitrinas de la época de Lenin. Muy cerca del museo hay una iglesia pequeña de la que no pude encontrar información.











Fotos: Una Iglesia en Stepantsminda
Autora: Marta Leonor Vidal García




Anteriores entradas: Georgia y Armenia en 20 díasTbilisi: el centro históricoTbilisi: el margen izquierdo del río MtkvariTbilisi: la Avenida RustaveliMtskheta; la fortaleza de Ananuri.

viernes, 31 de marzo de 2017

Georgia: la fortaleza de Ananuri


Ananuri es una fortaleza situada en el margen izquierdo del río Aragvi, a 66 kms de Tblilisi, en la carretera militar georgiana y cerca de la presa de Zhinvali.


Foto: río Aragvi
Autora: Marta Leonor Vidal García

Se visita camino de Kazbegi, aunque, vista la paliza de carretera que me dí ese día, hubiera sido mucho mejor parar en Ananuri y hacer noche allí y partir el trayecto en dos días.

La fortaleza de Ananuri se encuentra situada estratégicamente al norte, en la ruta comercial a Rusia y formó parte de la Ruta de la Seda. Fue la sede de los Eristavis (duques) de Aragvi, una dinastía de nobles locales feudales que gobernaba en la zona desde el siglo XIII. 

El complejo consta de dos castillos unidos por una muralla almenada, uno de ellos con torre cuadrada conocida como Sheupovari y el otro con torre redonda. 


Foto: fortaleza de Ananuri
Autora: Marta Leonor Vidal García


También cuenta con una torre cuadrada del siglo XIII-XIV, de las que luego vería en Svanetia, adosada al muro este de la iglesia de la Asunción.


Foto: fortaleza de Ananuri
Autora: Marta Leonor Vidal García


En 1793 la fortaleza se incendió en el asalto de un ejército rival que acabó con el derrocamiento de la dinastía Aragvi, que fue masacrada.


Foto: fortaleza de Ananuri
Autora: Marta Leonor Vidal García

La fortaleza se mantuvo operativa hasta el siglo XIX, pasando por diversos cambios de gobernantes al hilo de varias insurrecciones campesinas.


Foto: fortaleza de Ananuri
Autora: Marta Leonor Vidal García


Hay dos iglesias en el complejo, la de la Virgen, la más antigua, de la primera mitad del siglo XVII y la de la Asunción, Ghvtismshobeli, de 1689, la de mayor dimensión.


En la Iglesia de la Virgen están enterrados los duques de Aragvi.




La Iglesia de la Asunción  cuenta con una fachada ricamente decorada, con relieves de figuras humanas, animales y motivos florales, destacando la ornamentación de cruz de sarmiento de vid en la fachada sur.





Foto: relieves de la Iglesia de la Asunción (fortaleza de Ananuri)
Autora: Marta Leonor Vidal García

El interior de la Iglesia de la Asunción sufrió un incendio en el siglo XVIII que destruyó la mayoría de sus frescos, si bien  conserva algunos con escenas del Juicio Final y de los trece padres asirios.


Foto:  Iglesia de la Asunción (fortaleza de Ananuri)
Autora: Marta Leonor Vidal García










Foto: frescos de la Iglesia de la Asunción (fortaleza de Ananuri)
Autora: Marta Leonor Vidal García

Visto el maravilloso día soleado que hacía, mi deseo era botarme al sol a la orilla de este río y sumergirme en el agua fresquita. Pero lamentablemente tenía que cumplir el programa y llegar al atardecer a Kazbegi, cerca de la frontera rusa, donde tenía reserva en una Guesthouse. El trayecto que me esperaba iba a ser muchísimo más largo y complicado de lo esperado.


Foto: río Aragvi

lunes, 27 de marzo de 2017

Georgia: Mtskheta

La visita a Mtskheta fue mi primera experiencia conductora en Georgia. Recogí el coche en el Hotel Radisson con un suplemento de 23 GEL por ser domingo. Pagué un extra de 220 GEL para asegurar el coche a todo riesgo, una decisión que a la vista del estilo de los georgianos al volante, me pareció muy acertada. 

El primer día de prueba de mi sistema nervioso fue el lunes siguiente, en que planifiqué el siguiente recorrido, que resultó un palizón salvaje de conducciónTbilisi-Mtskheta-fortaleza de Ananuri-Kazbegi. 

Me resultó un poco complicado salir de Tbilisi para ponerme en ruta a Mtskheta. El río Mtkvari se va dejando a un lado y se toma un desvío a la izquierda. Al salir de Tbilisi me orientaron en una gasolinera.

Situada a 20 kms de Tbilisi, Mtskheta está situada en la confluencia de los ríos Mtkvari y Aragvi, en una antigua ruta comercial.



Foto: ríos Mtkvari y Aragvi
Autora: Marta Leonor Vidal García

 Mtskheta estuvo habitada desde el 1000 A.C. y fue la capital del antiguo reino de Iberia, la zona este de la actual Georgia. El geógrafo Estrabón ya la mencionaba como una ciudad próspera y desarrollada con un sistema de suministro de agua, mercados y casas de piedra.


Mtskheta es un enclave emblemático para el cristianismo en Georgia, pues fue el lugar donde Santa Nino convirtió el país al cristianismo en el 326 AC y todos los templos paganos fueron reemplazados por iglesias.

Después del traslado de la capital a Tbilisi, Mtskheta siguió siendo el lugar  de coronación y enterramiento de los reyes georgianos y el Obispado de Mtskheta la sede del Patriarcado.

En Mtskheta visité los tres monumentos más importantes: la Catedral de Svetitskhoveli, el Convento de Samtavro y la Iglesia Jvari, esta última esta en lo alto de una colina a unos 5-6 kms de Mtskheta.


Frente a la Catedral de Svetitskhoveli esta la Oficina de turismo, donde recomiendo que antes de empezar las visitas vayan a pedir un mapa y un folleto. 

En el actual emplazamiento de la Iglesia de Svetiskhoveli, el primer rey georgiano converso al Cristianismo, Mirian, ordenó construir en el s. IV la Iglesia de los doce apóstoles, en el lugar donde según la tradición, se enterró la reliquia de la túnica de Jesús. La reliquia fue traida a Mtskheta por un judío  llamado Elias, cuya hermana, Sidonia, al tocar la túnica, entró en trance y falleció en el acto y fue enterrada con la túnica, de la que no pudieron separarla.


Foto: Catedral de Svetiskhoveli
Autora: Marta Leonor Vidal García

La Iglesia se volvió a construir en el mismo enclave de la iglesia originaria en el siglo XI. El ejército de Tamerlán a finales del siglo XII causó graves daños al monumento, que no se restauró hasta el siglo XV. En el XVII se le adicionó una muralla defensiva de piedra y ladrillo.








FotosCatedral de Svetiskhoveli
Autora: Marta Leonor Vidal García 

Svetiskhoveli  significa "pilar que da la vida", Sveti quiere decir 'pilar' en georgiano, y tskhovelli, 'dador de vida'. Los 7 pilares de la catedral se hicieron cortando un cedro que crecía cercano al lugar donde estaba enterrada la túnica de Jesús. El séptimo pilar, al que se atribuían propiedades mágicas y curativas, quedó suspendido levitando en el aire, hasta que Santa Nino rezó para que volviese a la tierra.



Foto: Catedral de Svetiskhoveli
Autora: Marta Leonor Vidal García 

La fachada de la Catedral de Svetitskhoveli está hecha de piedra arenisca. La parte central sobre la apertura este está decorada con una composición de doce rayos en forma de abanico.


Foto: Catedral de Svetiskhoveli
Autora: Marta Leonor Vidal García 

En la fachada aparecen ornamentaciones de piedra tallada, características de la arquitectura georgiana de finales del s. X-principios del siglo XI. Los motivos de vides son muy típicos de las iglesias georgianas.


Foto: Catedral de Svetiskhoveli
Autora: Marta Leonor Vidal García 

En la fachada este, la apertura del altar está decorada con una ornamentación de zafiro, un ángel y una cabeza de toro, restos del antiguo templo del siglo IV.




Fotos: Catedral de Svetiskhoveli
Autora: Marta Leonor Vidal García

En el ábside del altar se aprecia una imagen de Cristo, del siglo XVII.



Fotos: Pantocrátor
Autora: Marta Leonor Vidal Garcí

En el interior de la Iglesia, una estructura en forma de torre señala el lugar de enterramiento de Sidonia y la túnica de Jesús. Según la tradición, Elías, un judío de Mtskheta, que se encontraba en Jerusalén cuando Jesús fue crucificado, compró la túnica a un soldado romano y trajo la reliquia a Mtskheta. Su hermana Sidonia al tocar la prenda entró en trance, falleciendo en el acto, y al no poder quitarle la túnica de las manos, hubo que enterrarla con ella.






Fotos: torre que señala el enterramiento de la túnica de Jesús
Autora: Marta Leonor Vidal García

En el interior de la catedral han sobrevivido algunos frescos del siglo XIII a las paletadas de yeso que les dieron los rusos en 1830, antes de una visita del zar que al final no tuvo lugar. Entre los frescos supervivientes se encuentran la representación del Apocalipsis y un medallón con Jesucristo con los signos del Zodíaco.




Fotos: Frescos
Autora: Marta Leonor Vidal García

Esta pequeña capilla rectangular se construyó en el templo en el siglo XV y es una copia de la tumba de Jesús. Se hizo para destacar el carácter de segundo lugar cristiano más sagrado del mundo (después de Jerusalén) por albergar la túnica de Jesús.


Foto: Reproducción del sepulcro de Jesús
Autora: Marta Leonor Vidal García 

El Monasterio de Samtavro se construyó en el siglo IV sobre el emplazamiento de un antiguo templo pagano. Santa Nino eligió este enclave como lugar preferido de rezo. En el interior están las tumbas de los primeros reyes cristianos de Georgia, Mirián y Nana. 


FotoMonasterio de Samtavro
Autora: Marta Leonor Vidal García

Desde el 480 Samtavro fue sede episcopal. A principios del s. XIX se convirtió en un convento.


FotoMonasterio de Samtavro
Autora: Marta Leonor Vidal García


A la entrada del recinto hay una pequeña capilla dedicada a Santa Nino, llamada Makvlovani, que significa "mora". El nombre tiene su origen en que Santa Nino se refugió bajo las ramas de una morera en su actividad de predicación.



Fotos: Capilla de Santa Nino
Autora: Marta Leonor Vidal García

 El recinto conserva una torre campanario de 3 plantas, del siglo XIII.



Foto: Torre campanario de Samtavro
Autora: Marta Leonor Vidal García


En las iglesias de Mtskheta se concentran bastantes mendigos a la puerta. Una mujer casi me hace darle un golpe al coche al seguirme al vehículo a pedirme.

La Iglesia de Jvari se encuentra en lo alto de una montaña a unos 5-6 kms de Mtskheta. en la cima de una colina desde la que se divisa la confluencia de los ríos Mtkvari y Aragvi.



Foto: Ríos Mtkvari y Aragvi
Autora: Marta Leonor Vidal García

Jvari es una de las obras maestras de la arquitectura georgiana y que ha servido de modelo a otras iglesias. Está incluido como Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO.


Foto: Iglesia de Jvari
Autora: Marta Leonor Vidal García

Jvari significa "cruz". Tras la conversión al Cristianismo, en el siglo IV, el rey Mirián ordenó erigir una cruz de madera en la colina. 




Foto: Iglesia de Jvari
Autora: Marta Leonor Vidal García

En el 545 se construyó una iglesia cruciforme que pronto se quedó pequeña para albergar a los visitantes.


Foto: Iglesia de Jvari
Autora: Marta Leonor Vidal García


Entre el 586 y el 605 se construyó la Iglesia de Jvari encima del lugar donde estaba la cruz de madera, de la que se conserva el pedestal.


Foto: Iglesia de Jvari
Autora: Marta Leonor Vidal García

Los bajorelieves de la fachada, de influencia helenística y sasánida, han sufrido la lluvia y la erosión del viento. El del tímpano de entrada de la fachada representa la ascensión de la cruz.



Foto: Bajorrelieves Iglesia de Jvari
Autora: Marta Leonor Vidal García



Foto: Iglesia de Jvari
Autora: Marta Leonor Vidal García

De Jvari volví a Mtskheta buscando la carretera M113 a Kazbegi y me metí en una carretera secundaria que va a Gori. Al darme cuenta tuve que retroceder. De nuevo en Mtskheta pregunté en un restaurante-bodega y me dijeron que tenía que salir hacia el Castillo, a unos 2 kms, tomar un desvío y luego meterme en sentido contrario por un subterráneo. Me dijeron que era muy lioso y que por 5 GEL me guiaba un taxi, ofrecimiento que deseché.

El castillo en cuestión es la antigua fortaleza de Bebritsikhe, situada al norte de Mtskheta en el margen derecho del río Argavi, fue el escenario de muchas batallas del antiguo reino de Iberia.


Fotofortaleza de Bebritsikhe
Autora: Marta Leonor Vidal García

Para tomar la dirección a Ananuri-Kazbegi hay que pasar el castillo y salir en el desvío a Tblisi, meterse en la autovía y en el primer indicador meterse a la derecha para cambiar de sentido. Luego tomar el desvío que pone Gudauri. Como ya comprobaría más adelante, estos cambios de sentido en carreteras, bajando por puentes, son muy comunes y despistan bastante al principio.