lunes, 11 de enero de 2010

Crónicas de El Cairo (V): El Cairo Islámico (I) De Ibn-Tulun a la Ciudadela

(Esta entrada fue publicada en archipielagonoticias el 02 de enero de 2008 y corrresponde a una serie dedicada a una estancia de 8 días en El Cairo en diciembre de 2007)

El Cairo Islámico, el más olvidado en los viajes a Egipto, es tan rico como inmenso e inabarcable. Sus laberínticas calles presentan una desmesurada abundancia de tesoros del arte islámico, mezquitas, madrasas, karavanserai o wikalas, palacios, a los que merece la pena dedicar varios días.

Pero El Cairo Islámico no es sólo una zona de visitas monumentales. En esta zona también se puede apreciar mejor que en ninguna otra parte la vida diaria de la ciudad: comercios, artesanos, cafés, puestos callejeros, tiendas de especias y perfumes..El Cairo más auténtico.






Foto: Cafes en la plaza Midan Hussein
Autora: Marta Leonor Vidal García



En 642, se produce la invasión árabe de Egipto, que establece la capital en El Cairo. A finales del siglo X, los Fatimíes de la rama shií del Islam se hicieron con el gobierno, estableciendo el Califato Fatimí. En 1171 Saladino sumó a Egipto al Califato Abbasí y Egipto volvió a la rama sunní del Islam. En 1250 los Mamelucos, una casta militar de esclavos de origen turco y eslavo, tomaron el control estableciendo un Sultanato hasta 1517, año en que los turcos otomanos ocupan el poder y Egipto pasa a integrarse en el Imperio Otomano




Foto: Vista de la cupula y minaretes de las Mezquitas Sultan Hassan y Ar-Rifai
Autora: Marta Leonor Vidal García



El llamado Cairo Islámico se extiende en una amplia zona que conserva las huellas de esas etapas. Comprende la zona de la antigua ciudad medieval en Khan el Khalili, dividida en dos partes separadas por la calle Al-Azhar: el Norte que empieza en las puertas Bab el-Futuh (puerta de las Conquistas) y Bab el-Nasr (puerta de las Victorias) y el Sur desde la Puerta Bab Zuweila y la Mezquita Azul. En medio la calle Al Azhar con la Mezquita del mismo nombre. Otro recorrido cruzaría de oeste a este desde desde la Mezquita Ibn Tulun pasando por la plaza Midan al-Qal’a donde están las Mezquitas Sultan Hassan y Ar-Rifai hasta la Ciudadela. Al este de El Cairo se ubica La Ciudadela y un poco más arriba de la Ciudadela, las tumbas de los Mamelucos en la conocida como “Ciudad de los Muertos”.






Recomiendo mucho comprarse esta guía: “Islamic Cairo” Egypt Pocket Guide. Alberto Siliotti, The American Press University in Cairo Press, 2000 (me costó 30 Libras). Es muy práctico para recorrer esta zona y tiene unos planos (incluidos dos planos en las dos solapas) que ayudan a localizar muy bien los monumentos.

Sin obsesionarse, es recomendable en esta zona una ropa discreta (preferiblemente pantalon largo y hombros cubiertos), llevar calcetines y una bolsa para meter los zapatos en la mochila (es obligatorio descalzarse en las mezquitas) y mujeres un foulard o pashmina para el pelo (para entrar a algunas mezquitas). Algunos monumentos que iré indicando tienen entrada oficial. Otros no, y hay que negociar precios con el iman si te acompaña a la visita (que, como buenos egipcios, dan un “precio de salida” bastante elevado) o si se entra sin iman-acompañante se deja una propina al portero.


CÓMO LLEGAR


El metro de El Cairo no tiene estaciones en estas zonas. Lo más cercano a Khan el Khalili es la estacion de Midan Attaba que queda a una buena pateada caminando debajo de un escalestrix y llegas agotado. Al Azhar y la Ciudadela tampoco están comunicadas por metro, la línea está en proyecto. Asi que la mejor opción es el taxi. Muchos taxistas no conocen a veces referencias que les das de lugares, salvo los más conocidos.


Llevar un plano de El Cairo para enseñarle el sitio exacto donde uno quiere ir es un seguro anti-extravíos: Cairo MAPS. The practical Guide. 44 mapas callejeros, con índice de calles.


GLOSARIO


Mezquita. Dentro de una mezquita tenemos el Haram, la sala de oración o sala principal de la mezquita, más ancha que larga; el Shan o patio; el Sabil o fuente de abluciones; el Mihrab (nicho u hornacina que marca el punto de orientación hacia la Meca (Alquibla), hacia donde se dirige el rezo; el Minbar, el púlpito en forma de una pequeña torre con un techo puntiagudo y escaleras, donde el iman da los sermones; el Minarete o torre desde la que se llama a la oración




Madrasa. Escuela religiosa islamica.


Wikala o Karavansarai. Sitio donde se alojaban los comerciantes de las caravanas antiguamente.


Sabil Kuttab. Sabil es una fuente pública y Kuttab es escuela coránica, o sea una “escuela-fuente”. La palabra fue utilizada por el Profeta Mahoma para designar un lugar donde había agua para el sediento y luz espiritual para el ignorante.


Khanqah. Monasterio sufí.


Iwan. Pabellones con unos pilares en arco que se abren hacia el patio


Qa’a. Sala de recepción


Muqarnas. Bóveda de estalactitas.


Ablaq. Uso alternativo en la fachada de piedra roja y blanca o negra



DE LA MEZQUITA DE IBN TULUN A LA CIUDADELA


Empezamos el primer recorrido de El Cairo Islámico desde la Mezquita de Ibn Tulun a la Ciudadela. Comenzamos visitando el magnífico Museo Gayer Anderson (entrada 30 libras)situado al lado de la Mezquita Ibn Tulun. Ubicado en dos mansiones unidas: Bayt al-Kritliya (1631) y la Casa de Amna bint Salim al-Gazzar (1540), exhibe la colección de mobiliario, artesanía y objetos de arte del coleccionista británico Robert Gayer-Anderson.





Foto: Museo Gayer Anderson
Autora: Marta Leonor Vidal García


En la azotea tiene unas Mashrabiyya (celosías de madera) muy bonitas. Como curiosidad, fue escenario del rodaje de algunas escenas de la película de James Bond “La espía que me amó”.




Foto: Mashrabiyya en la azotea del Museo Gayer Anderson
Autora: Marta Leonor Vidal García


Salimos del museo y visitamos la Mezquita de Ibn Tulun, (876-879) una de las mezquitas más grandes del mundo, hecha de ladrillo rojo revestido con una capa de estuco. No hay entrada oficial, se deja una propina a los vigilantes que nada más entrar ya te intentan poner unas calzas de tela sobre los zapatos para asegurársela.




Foto: Mezquita Ibn Tulun
Autora: Marta Leonor Vidal García



Después de las dos visitas, salimos a la calle principal, al-Salbiya a la derecha y seguimos caminando hasta la plaza Midan al-Qal’a, donde tenemos dos visitas: la Mezquita y Madrasa del Sultan Hassan (1356-1363) (entrada 20 libras) y la Mezquita Ar-Rifai (1867-1912) (entrada 20 libras).




Foto: Midan al-Qal'a
Autora: Marta Leonor Vidal García



La visita merece mucho la pena, en especial la de la Mezquita del Sultán Hassan, que tiene un patio impresionante con cuatro iwanes y la fuente de abluciones y un mihrab muy bonito con columnas confiscadas a los cruzados.




Foto: Mezquita Sultan Hassan
Autora: Marta Leonor Vidal García



La Mezquita de Ar-Rifai, del S XIX, no es tan espectacular y es más oscura por dentro. En ella se encuentran las tumbas reales de la familia real egipcia (Farouk, Khedive Ismail) y del último Sha de Irán (para entrar a los mausoleos hay que dar una propina al vigilante).



Como terminamos antes del mediodía, nos dirigimos a la Ciudadela de Salah al-Din (Saladino), para terminar la tarde viendo la puesta de sol. La Ciudadela es uno de los enclaves turísticos más visitados de El Cairo. Cierra a las 17.00 en verano y a las 16.00 en invierno (entrada 40 libras).
Para acceder a la Ciudadela desde la plaza Midan al-Qal’a, hay que dar un gran rodeo (que parecía interminable) bordeando todo el recinto a la derecha y subiendo hasta arriba donde está la entrada principal en la puerta Bab al-Gadid.



La Ciudadela construida por Salah al-Din en 1176 para defender la ciudad de los cruzados, se convirtió más tarde en la residencia de los sultanes mamelucos que la llenaron de palacios y harenes y ampliaron sus murallas, que posteriormente siguieron ampliando los otomanos. Su legado es una colección de tres mezquitas muy diferentes, varios palacios que albergan distintos museos y algunas fortificaciones con una vista excepcional de la ciudad.

La Ciudadela está dividida en Recinto Bajo, Norte y Sur.


El recinto Bajo no está abierto al público.


El recinto Sur es la zona más turística, con la Mezquita de Mohamed Ali (1824-1857), de estilo turco, donde se encuentran sus restos en una tumba de mármol. En el patio central hay un reloj, regalo del rey Luis Felipe de Francia, en agradecimiento del obelisco que adorna la Plaza de la Concordia de París.




Foto: Mezquita de Mohamed Ali en la Ciudadela
Autora: Marta Leonor Vidal García



Saliendo de la Mezquita de Mohamed Ali y bajando a la derecha encontramos la Mezquita de an-Nasir Mohamed (1318), el único monumento de estilo mameluco de la Ciudadela. Conserva sus minaretes remates cubiertos de baldosas, algo inusual en las mezquitas egipcias. Saliendo de la mezquita a la izquierda se accede a una gran terraza desde donde se tienen unas imponentes vistas del Cairo. Hay una cafetería dentro. Dentro se encuentra el Museo de la Policía, construido sobre los restos de la Torre de los leones mameluca. Antes de entrar en el museo, si se mira hacia el denominado Recinto Bajo, se puede ver el lugar en el que se produjo la matanza de los mamelucos.

Al recinto Norte se accede por la Puerta Bab al-Qalla. En el medio se encuentra una réplica de la estatua ecuestre de Ibrahim, la original está en Midam Opera. Justo detrás de la estatua en el edificio que fue el Palacio Harem de Mohamed Alí se encuentra el Museo Nacional del Ejército, con una maqueta de la Ciudadela. Siguiendo una pequeña carretera se llega al Museo del Carruaje y el Museo de Antigüedades. Muy cerca se encuentra la Mezquita de Suleiman Pasha, de la época otomana construida en 1528, tocada con un racimo de cúpulas. En su interior destacan unas bellas pinturas en madera. Justo detras de la mezquita están la Torres de Burg al-Haddad, los restos de un anfiteatro y la Torre de Arena o Burg ar-Ramla. La Torre Principal, es una torre cuadrada conocida como Burg at-Turfa. Deshaciendo el camino y regresando a la zona de la Mezquita de Mohamed Alí, se encuentra el Palacio y Museo Gawhara. Sus habitaciones han sido restauradas y es bastante desangelado. Y terminamos el día con unas estupendas vistas de El Cairo desde la Ciudadela.







Foto: Vista de El Cairo desde la Ciudadela
Autora: Marta Leonor Vidal García

Seguiremos hablando de Khan el Khalili y Al-Azhar y de la Ciudad de los Muertos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada