sábado, 5 de marzo de 2011

Crónicas de Estambul (X): la Mezquita de Rüstem Paşa

La pequeña mezquita de Rüstem Paşa situada en Eminönü en la calle Hasırcılar Caddesi, trasera del Bazar de las Especias, en la zona del Bazar de Ferreterías, es una de las mezquitas de Estambul que siempre me ha gustado más junto a la de Sokullu Mehmet Paşa.
 
Fue un encargo a Sinan de la hija favorita de Suleimán el Magnífico, Mihr-ü Mah, dedicada a la memoria de su esposo, el gran visir Rüstem Paşa, un intrigante político de la época, de origen croata, al parecer muy buen economista, y que, sorprendentemente, falleció de causas naturales.

El arquitecto Sinan era al parecer de origen armenio, reclutado como jenízaro (un cuerpo militar de élite) y converso al Islam y a partir de los 50 años fue nombrado arquitecto de Suleimán el Magnífico y  realizó algunas de las más bellas mezquitas de Estambul. Se le considera el arquitecto más prolífico de la historia. Más de 90 mezquitas es un buen record.

La mezquita de de Rüstem Paşa es un poco liosa de localizar la primera vez. Está situada en un primer piso en la zona de tiendas y se accede por unas escaleras. Una vez que den con ella, volverán, pues la decoración da para entretenerse un rato largo.

Se construyó en 1560 y está decorada con azulejos de Iznik de la mejor calidad con una gran variedad de motivos florales y geométricos.

Llama la atención que tenga azulejos en la fachada, lo que no es muy habitual.


Foto: Mihrab de la fachada
Autora: Marta Leonor Vidal García

Iznik o Nicea, la ciudad donde se producían estos típicos azulejos en tonos azules sobre fondo blanco que se aprecian en tantas mezquitas y en el Palacio Topkapı, está a 2 kms de Estambul.  La producción de azulejo en esta ciudad se desarrolló entre los siglos XIV al XVI, en que alcanzó su época de esplendor  para terminar decayendo en el s. XVIII.

Azulejos de Iznik




Fotos: Azulejos de Iznik
Autora: Marta Leonor Vidal García

En la decoración al principio se copiaban los motivos de los libros Hatai y Rumi  utilizados en la caligrafía, que se inspiraban de la época de los estados turcos de Asia central. Posteriormente se introducen  motivos de nubes, figuras de animales, diseños geométricos y flores.


Foto: Azulejos de Iznik
Autora: Marta Leonor Vidal García

Se utilizaban motivos florales como  tulipanes, claveles, jacintos, balsaminas (miramelinda), vegetales como  como granadas y alcachofas y árboles como cipreses, Cintamani, el árbol de la vida y árboles con flores.


Foto: Azulejos de Iznik
Autora: Marta Leonor Vidal García


Este azulejo de la fachada representa la Meca.


Foto: Azulejos de Iznik
Autora: Marta Leonor Vidal García

Los pigmentos se inspiraban de los colores de las gemas. Al principio se usaban sólo el azul y el blanco, a partir del siglo XV se introducen colores como verde, turquesa y morado y en el XVI se comienza utilizar el tono color rojo coral.




Fotos: Azulejos de Iznik
Autora: Marta Leonor Vidal García


El interior de la mezquita está también decorado con preciosos azulejos azules en la qibla, el mihrab y los cuatro pilares que sostienen la cúpula





Foto: Mezquita de Rüstem Paşa
Autora: Marta Leonor Vidal García


Lo que no me hizo mucha gracia fue encontrarme este cartel multilingüe delante de la qibla que no estaba en anteriores visitas y refleja la mala educación de algunos visitantes.


Foto: cartel que recuerda lo evidente
Autora: Marta Leonor Vidal García

Anteriores entradas sobre Estambul: información general, Sultanhamet, Palacio Topkapi , Beyazit y el Gran Bazar, los barrios del Cuerno de Oro, Caglaloglu y Eminönü; el Palacio Dolmabahçe; Beyoglu y Taksim; la zona asiática (I): Üsküdar.

2 comentarios:

  1. Superinteresante tu artículo, Marta!

    La mezquita de Rüstem Paşa es la que más me gusta de Estambul. Por la tarde tiene una luz dorada que la hace tan especial!

    Ah! me encantan tus fotos de azulejos de Iznik de los que, ya sabes, soy una gran admiradora y a los que dediqué uno de los artículos de mi blog.

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  2. Hola Lourdes!

    Gracias por tu comentario.

    Siempre que voy a Estambul voy a la mezquita de Rüstem Paşa, es una visita que nunca falla. Yo tambien soy muy "fan" de los azulejos de Iznik y esta es una de mis dos mezquitas favoritas de Estambul, junto a la de Sokullu Mehmet Paşa, que tiene un azulejeado precioso en la qibla y además una iluminación muy bonita por las vidrieras de colores.

    Un abrazo!

    ResponderEliminar