lunes, 15 de octubre de 2012

18 días en Camboya (12): los templos de Angkor (X): Angkor Wat

Cierro la extensa serie dedicada a los templos de Angkor con el templo de Angkor Wat, el más famoso de todos los monumentos de Angkor, aunque a mi no fue el que más me impactó.

La consabida turistada es empezar viendo el amanecer en Angkor Wat. A las 05.00 vino el conductor del tuk-tuk,  Mr. Vanny, a recogerme.  Un consejo para ver el amanecer en Angkor Wat: no se olviden de llevar una linterna. A las 5.00 de la mañana está aquello oscuro como la boca de un lobo y no se ve absolutamente nada. No me caí al agua en la oscuridad de milagro.



Foto: Angkor Wat
Autora: Marta Leonor Vidal García


La turistada de ver el amanecer en Angkor Wat tiene su contrapartida positiva, que me había adelantado Noelia y es que precisamente el mejor momento para visitar el interior del templo de Angkor Wat es de 5.00 a 8.00, cuando todos los guiris se van a desayunar después de haber hecho las fotos y el templo está prácticamente vacío. Y así lo hice, disfrutando de una tranquila visita aunque me fastidió un poco el encontrarme el complejo central en restauración con andamios y lonas de plástico por los prasat.




Fotos: Angkor Wat
Autora: Marta Leonor Vidal García

El templo de Ankor Wat ("ciudad real") fue construido por mandato de Suryavarman II entre 1113 y 1150 y se convirtió en su mausoleo. Su nombre antiguo era "la morada de Visnú", dios al que estaba dedicado.  Tiene una rara particularidad, la de su orientación al oeste, a diferencia de todos los demás templos de la arquitectura india y khmer, que están orientados siempre al este. Se han dado varias explicaciones, una de ellas relacionada con la astronomía: parece que las gopuras oeste del templo se alinean con la posición del sol naciente entre los solsticios de verano e invierno.







Fotos: Angkor Wat
Autora: Marta Leonor Vidal García


Angkor está considerado la mayor estructura religiosa construida. El recinto además de sus funciones de templo, albergaba también el palacio real. Consta de tres recintos rectabulares concéntricos de altura creciente rodeados por un lago.








Fotos: Angkor Wat
Autora: Marta Leonor Vidal García

En los muros del templo aparecen cientos de relieves de devatas esculpidas en la piedra, con una gran variedad de rasgos faciales y expresiones.



Fotos: Angkor Wat
Autora: Marta Leonor Vidal García


Los bajorrelieves de la planta baja tienen una gran variedad de temáticas inspiradas en pasajes de los poemas épicos indios Mahabharata y Ramayana.

En este relieve se reproduce la batalla de Lanka, el combate final del Ramayana, en el que luchan Rama y el demonio Ravana. En la escena los monos aparecen mordiendo a los demonios.


Foto: Angkor Wat
Autora: Marta Leonor Vidal García


En este relieve se representa la conducción de los reos al inframundo en el juicio de los muertos.


Foto: Angkor Wat
Autora: Marta Leonor Vidal García

En estos relieves se representa el mito hinduista del batido del océano de leche, en el que los dioses y los demonios colaboran para batir el océano primordial para producir amrita, el elixir dela inmortalidad. 





Fotos: Angkor Wat
Autora: Marta Leonor Vidal García


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada