sábado, 16 de enero de 2010

Crónicas de Estambul (VI): Cağaloğlu y Eminönü

(esta entrada fue publicada en archipielagonoticias el 26 de julio de 2008 y forma parte de una serie dedicada a una estancia de 8 días en Estambul en mayo de 2008)

Tras unos días de pausa por agotamiento, retomo mis crónicas otomanas. Después de la información general, Sultanahmet, el Palacio Topkapı, Beyazit, el barrio del Gran Bazar y los barrios del Cuerno de Oro vamos a movernos hacia Cağaloğlu y Eminonü, el barrio del Bazar de las Especias, pegado a la orilla del Bósforo.


Foto: Vista de Eminönü desde la Torre Galata
Autora: Marta Leonor Vidal García

A mi me encanta bajar a Eminönü caminando desde Santa Sofía por Ankara Caddesi.

En la esquina con la calle Prof. Kazim Ismail tenemos un famoso hamam, el Cağaloğlu, construido en 1741 y uno de los más famosos de Estambul junto con el Çemberlitas y muy visitado por turistas. Se ha utilizado también como escenario de diversas películas.

A la derecha de la calle Ankara Caddesi, podemos desviarnos un momento a echar un vistazo a la antigua estación de tren Sirkeci (Sirkeci Gan), inaugurada en 1890 y que fue en su tiempo la terminal del glamuroso Orient Express.


Foto: Estacíón de Sirkeci
Autora: Marta Leonor Vidal García

Luego darnos una vuelta por los muelles de Eminönü, que es una zona que me encanta para pasear.


Foto: Vista de Eminönü y el Bazar de las Especias desde la Torre Galata
Autora: Marta Leonor Vidal García

Es una zona muy concurrida (ojo con carteras y bolsos), siempre llena de gente, sentada en las escaleras de la Mezquita Nueva, esperando los ferrys, pescando en los alrededores del Puente de Galata, almorzando en los numerosos puestos de dönner y bocadillos de caballa que hay a lo largo de la orilla del Bósforo o sentado en los bancos comiéndose una piña de maíz tostada de las que se venden en carritos.



Foto: Puesto de bocadillos de caballa en Eminönü
Autora: Marta Leonor Vidal García

La Mezquita Nueva o Yeni Cami (Abierta todos los días de 9.00 hasta el atardecer. No se paga entrada, se deja donativo) es uno de los primeros monumentos que encontramos. Su construcción duró más que ninguna otra (76 años), por encargo Safiye, madre de Mehmet III y esposa del Sultán Selim II. Sus cerámicas interiores no alcanzan la calidad que tienen otras mezquitas imperiales.



Foto: Mezquita Nueva
Autora: Marta Leonor Vidal García

Al lado de la Mezquita Nueva se encuentra el famoso Bazar Egipcio o Bazar de las Especias (Abierto de 08.30 a 19.00 horas excepto domingos). Este mercado construido en el año 1660 , que alberga noventa y siete tiendas, recibe el nombre de "Bazar Egipcio" por ser el lugar donde se vendían las especies traídas de Egipto durante la época otomana. Se encuentra justo enfrente del Puente de Gálata.




Foto: Bazar Egipcio
Autora: Marta Leonor Vidal García

En el Bazar se pueden comprar todo tipo de especias, hierbas, "pastirma" (es un embutido de ternera curada con especias), quesos, mermeladas, frutos secos, lokum (delicias turcas), esponjas naturales, perfumes orientales etc. Al lado en un patio exterior se encuentra el mercado de flores y de pájaros. Los precios en el Bazar Egipcio hay que regatearlos bastante, pues está ya muy orientado al turismo (en muchas tiendas te chapurrean español).




Foto: Interior del Bazar Egipcio
Autora: Marta Leonor Vidal García

Yo suelo comprar especias en la calle de atrás del Bazar, Hasırcılar Caddesi, mucho menos turística. Azafrán iraní es una de las compras que hago siempre en Estambul (no está tirado de precio como en Mashad -Irán- pero sale muchísimo más barato que comprarlo en España).

En Hasircilar Caddesi haciendo esquina con Uzunçarshi Caddesi (un poco escondida, pues está en un primer piso y hay que entrar por una puerta y subir unas escaleras –tiene entrada por las dos calles-) está la Mezquita Rüstem Paşa, mi Mezquita favorita en Estambul (Abierta todos los días de 9.00 hasta el atardecer. No se paga entrada, se deja donativo).



Foto: Mezquita de Rüstem Paşa
Autora: Marta Leonor Vidal García

Fue construida dentro del bazar de ferreterías, por orden de Rüstem Paşa, gran visir de Suleimán, de origen croata.



Foto: Mezquita de Rüstem Paşa
Autora: Marta Leonor Vidal García

Todo el interior y una parte de la pared exterior de la mezquita están recubiertos con los azulejos más valiosos de su época fabricados en los talleres de cerámica fundados en Iznik por el sultán Selim I.



Foto: Azulejo de la Mezquita de Rüstem Paşa
Autora: Marta Leonor Vidal García

Decorar la fachada exterior con cerámica no es muy frecuente en otras mezquitas y la hace muy singular.



Foto: Exterior de la Mezquita de Rüstem Paşa
Autora: Marta Leonor Vidal García

Volvemos a Hasırcılar Caddesi y subimos hacia arriba por Uzunçarshi Caddesi. A la derecha si necesitan internet está el Café Istanbul, un antiguo hamam transformado en café. Si necesitan comprar tabaco de shisha a la izquierda más arriba hay una tienda que se llama Lizz.

Seguimos subiendo empinadas calles en cuesta y llegamos a la Mezquita Imperial de Süleymaniye, (Abierta todos los días de 9.00 hasta el atardecer-19.00-. No se paga entrada, se deja donativo) una de las más importantes y considerada la más bella de las mezquitas imperiales de Estambul. Fue construida entre los años 1550 y 1557 por Sinán, el famoso arquitecto de la Edad de Oro otomana. Lamentablemente está en obras por dos años y solo se puede ver una zona muy reducida, de escaso interés artístico. En el complejo de la mezquita también se incluyen cuatro madrasas, o escuelas teológicas, una escuela de medicina, un comedor de beneficencia y un hospicio para los pobres, un caravasar y un baño turco. Se pueden visitar los jardines de este complejo donde Solimán y su esposa Roxelana hicieron construir sus mausoleos, y cerca de allí el propio Sinán edificó su tumba. Los mausoleos tienen un horario más corto, hasta las 16.30 o 17.00.



Foto: Jardines de la Mezquita de Süleymaniye
Autora: Marta Leonor Vidal García

El hamam Süleymaniye se encuentra en Minart Sinan Caddesi. Ofrece la opción (infrecuente, salvo hamam orientados al turismo) de baños mixtos.

Para comer, la calle que está delante de la Mezquita, Prof. Siddik Sami Omar Caddesi está llena de sitios. Más hacia el final de la calle hay un restaurante muy conocido, Meshür Kuru Fasulyeci Beydagi Lokantasi, que está muy bien y a buen precio. Es famoso por una especialidad de judías (en la carta se subtitula “famous dry beaner”). A lo largo la calle tenemos sitios con nombres muy similares (Ya comenté que el derecho de patentes, marcas y nombres comerciales no está muy arraigado en Estambul).

Después de comer al final de la calle podemos acercarnos a tomar un te y fumar una shisha a la tetería Lale Bahçesi, un patio al que hay que bajar por unas escaleras.



Foto: Tetería Lale Bahçesi
Autora: Marta Leonor Vidal García

Y nos queda hablar del crucero por el Bósforo que se coge en Eminönü, que no deben perderse en una visita a Estambul.



Foto: pescadores en el puente de Galata
Autora: Marta Leonor Vidal García

Las excursiones privadas por el Bósforo que ofertan las agencias (con comida incluida) suelen ser bastante caras y por libre se hace perfectamente en el barco de la empresa pública de transportes marítimos IDO.



Foto: Puesto ambulante
Autora: Marta Leonor Vidal García

Si quieren hacer el crucero largo de 5 horas (hay otras opciones más cortas, pero si se dispone de tiempo vale la pena esta), el barco se coge en Eminönü en el muelle que se llama "Boğaz Hatti" (siguiendo esa indicación no tienen pérdida) y cuesta 12,50 liras. Tiene dos salidas, una a las 10.35 (regreso a las 13.35) y otra a las 13.35 (regreso a las 17.00). Suban pronto al barco para coger un buen sitio. Hace parada para comer de una hora y media en un pueblo Anadolukavaği. En Anadolukavaği hay muchísimos restaurantes con menús muy parecidos y a los mismos precios (12 liras) de caballa, calamares rebozados, mejillones, anchoas rebozadas, ensalada y bebida. Uno de ellos donde yo comí, KAYIKÇILAR Balik & Midya, Iskele Meydani 10.


Foto: Una de las vistas desde el crucero
Autora: Marta Leonor Vidal García

Y con el crucero por el Bósforo les dejo y seguiremos hablando de los barrios de Beyoğlu y Taksim y del Palacio Dolmabahçe, que pueden ver en vista desde el barco.



Foto: Vista del Palacio Dolmabahçe desde el crucero
Autora: Marta Leonor Vidal García

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada