lunes, 1 de febrero de 2010

21 días en Marruecos (11): El Atlas Medio (I): De Ifrane a Beni Mellal

Desde Fez empezó mi recorrido bajando por el  Atlas Medio hasta el Alto Atlas. Con los consejos de Fernando Muñoz (un gran experto en Marruecos que me ayudó mucho con el itinerario por el Atlas Medio) y de Abaquo (que me ayudó mucho en la ruta de las kasbahs por el sur de Marruecos) y  a los que quiero dar las gracias también en este espacio, diseñé el siguiente itinerario de 9 días:

1)  Ifrane-Azrou- M´Ribia (rio Om er-Ribia)-Beni Mellal- cascadas de Ouzoud

2)  Azilal- valle de Aït Bou Guemez- Demnate- Skoura

3)  Skoura-El Kela M’ Gouna-Boulmane Dades-Valle del Dades-Gargantas del Dades

4) Tinerhir-Gargantas del Todra- Tinejdad- Goulmima-Errachidia

5) Errachidia-Erfoud- er-Rissani- Erg Chebbi (Merzouga)

6) Erfoud-Tafilalt- er-Rissani-Tazzarine- N' kob-Tansikht

7) Valle del Draa-Zagora

8) Vuelta atras: Hacer la ruta inversa otra vez a Tansikht-Agdz-Taourirt-Ouarzazate

9) Ouarzazate- Aït Benhaddou- T’Zin Tichka-Marrakech

Luego la ruta se reajustó, hubo días en que no llegué a cumplir el plannig por quedarme corta de tiempo como el primero o por fenómenos meteorológicos adversos como el segundo, y otros en que me sobró un día (en el Valle del Draa) pero finalmente reajusté los trayectos y conseguí ver todo lo que tenía previsto.  A veces me pesa demasiado en los viajes lo de cumplir el programa y también hay que dejar espacio a la improvisación.

BAJAR DESDE FEZ POR EL ATLAS MEDIO
 
El Atlas Medio es una zona de transición ente las regiones mediterráneas y saharianas de Marruecos. La ruta tiene un interés esencialmente paisajístico de bosques de cedros, lagos, cascadas y valles. Hay lugares muy interesantes, algunos accesibles en turismo y otros que requieren un 4 x 4. Recomiendo echar un vistazo al blog de FernandoMuñoz.



Foto: paisaje
Autora: Marta Leonor Vidal García

La zona que baja de Fez al Alto Atlas atravesando el Medio Atlas se puede hacer por dos carreteras alternativas: la de Azrou-Ifrane o la de Midelt. Bajando por Ifrane-Azrou tenemos una bonita ruta de bosques de cedros en un paisaje que parece más de Suiza de que Marruecos, la ruta de los lagos que está en un desvío por esta zona, las fuentes de Om er-Ribia, las Cascadas de Ouzoud y el Valle de Aït Bou Guemez (aunque creo que este valle ya se ubica en el Alto Atlas), un valle muy bonito y carente de turismo. Las 3 ultimas zonas se hacen tomando como base de operaciones el pueblo de Azilal. La otra ruta es la de las Gargantas del Ziz que se hace tomando la otra carretera, la de Midelt pasando por el túnel del legionario para bajar hasta Erfoud.

Opté por la primera opción porque Fernando me aconsejó que si ya iba a hacer la  llamada ruta de las Mil Kasbashs con las gargantas del Dades y del Todra, la zona de las Gargantas del Ziz no era tan imprescindible.


CONDUCIR EN MARRUECOS

Dicen que viajar solo te lleva a descubrir verdades profundas sobre uno mismo y lamentablemente yo debo ser una mujer tan prosaica que el  único descubrimiento sorprendente que hice es que soy muy buena conductora.

A pesar de mis temores no me resultó nada complicada la conducción por Marruecos. Ya había comentado en la primera entrada de esta serie dedicada a Marruecos que la circulación de bicicletas (las odio desde el viaje), peatones y animales por el arcén hace necesario tener cuidado con la velocidad (no pasar de 80) y ser muy precavido. De noche no recomiendo conducir y a partir de las 17.00 cuando empieza a oscurecer ya procuraba evitar la carretera.

Encontré las carreteras bien señalizadas y en un estado bastante bueno para lo que me esperaba, bien asfaltadas las principales. De carreteras malas destacaría la de Demnate-Skoura (la R307 Assermo-Ait Souss-Skoura) y la de Azilal-Valle de Ait Bou Guemez, por estrechas, curvas, desprendimientos, ausencia de asfalto en algunos tramos, piedras y sobre todo precaución por tránsito de camiones que van muy lanzados y en alguna curva me llevé un buen sobresalto. Pero salvo eso, no me pareció nada difícil conducir por Marruecos a pesar de mis iniciales temores. No conducen muy bien pero he visto con diferencias abismales peores estilos de conducción en otros países como Egipto y Yemen, este último para mí en el top de mi ranking de conducción kamikaze,  verdaderamente de infarto y ahí sí que no me animaría a conducir un coche ni loca.

A pesar de que muchas veces he leído en foros de viaje comentarios de usuarios que hablan de problemas con la policía marroquí por intentos de mordidas y demás, yo no tuve ningun problema de ese tipo. Me pararon muchas veces a pedirme la documentación pero jamás me pidieron dinero ni quisieron multarme. Sólo les veía ganas de palique, desconcierto al ver a una "guiri" sola por el Atlas y mas desconcierto aún cuando les hablaba un poco de árabe clásico.

RECORRIDO DEL PRIMER DÍA: IFRANE-AZROU- FUENTES DE OM M´RIBIA -BENI MELLAL

El primer dia salí muy temprano de Fez para aprovechar el tiempo al maximo. Tenemos que tener en cuenta que en Marruecos oscurece bastante pronto, a partir de las 17.00 y es conveniente aprovechar las horas de sol.

Esta vez no tuve tanta suerte como el día anterior en Meknes y tardé bastante en ubicarme hasta salir de Fez por la carretera adecuada, en dirección Ifrane-Azrou.

A pesar de que mi "planning" era llegar ese día hasta Azilal y a las Cascadas de Ouzoud sólo conseguí el  completar el siguiente recorrido:

Ifrane-Azrou- fuentes de Om er-Ribia-Beni Mellal

Bajé desde Fez por la carretera de Ifrane y Azrou. Es muy sorprendente el paisaje montañoso de bosques de cedros que parece más propio de Suiza y la construcción de chalets de ese estilo en esas localidades, que te choca muchísimo por el contraste de paisaje y arquitectura.


Foto: paisaje
Autora: Marta Leonor Vidal García

Toda la zona del Este de la N8 entre Imouzzer y Khenifra son bosques de cedros, el mayor interés paisajístico de esta zona. La ruta mas visitada es Azrou-Khenifra por la carretera del Rbia. La carretera es estrecha y tiene tramos con el asfalto algo pelado, pero es fácil de hacer en menos de dos horas (sin contar la parada en las fuentes del Rbia). El tramo mas bonito con diferencia para ver los cedrales es la ruta entre Khenifra e Itzer.


 

Foto: paisaje
Autora: Marta Leonor Vidal García


Una turistada maja que me recomendó Fernando es visitar el cedro Gouruo, equidistante entre Ifrane y Azrou a pocos km de la N8 por un desvío señalizado. El cedro murió en 2002 por una plaga de procesionarias. Está lleno de chiringos y macacos acostumbrados a la presencia humana. .

Ifrane, construida en 1930 por los franceses intentando recrear un centro vacacional de estilo suizo, merece un paseito por su parque.

Al norte de Ifrane (a unos 17 kms) hay un desvío hacia la ruta de los lagos de Dayet Aoua que no llegué a hacer.

El siguiente punto del itinerario fue la población berebre de Azrou conocida por su gremio artesanal y sus alfombras si se coincide en día de mercado, que se celebra los martes.

En Azrou tomé el desvio por la carretera donde se atraviesan bosques de cedros que va a las fuentes de Om er-Ribia, situadas en una zona montañosa, junto al río Om er-Ribia, uno de los más caudalosos del país.



Foto: Vacas en el río Ribia
Autora: Marta Leonor Vidal García

Las fuentes del nacimiento del Ribia , con más de 40 manatiales,  surgen al pie de una pared calcárea. La zona está llena de chiringos y de gente a la caza de una propina por acompañarte a subir hasta las fuentes.


Foto: Fuentes del nacimiento del Ribia
Autora: Marta Leonor Vidal García

Visitadas las fuentes tomé la carretera vuelve a Khenifra, seguí por Kasba Tadla y llegué ya oscureciendo a Beni Mellal, una ciudad comercial de tipo moderno al pie del monte Tassemit. Ahi ya me quedé a hacer noche.
Me alojé en Beni Mellal en una opción económica el Hotel de París (190 dirhams en septiembre de 2008), bastante obsoleto de instalaciones y pidiendo a gritos una remodelacion -segun la Lonely Planet lo estaban reformando pero yo no vi los resultados- pero limpio. Creo que yo era la única huésped del hotel.

Hotel de París
Rue Ibn Sina
00-212-523482245
email: hotel_paris@menara.ma

Al día siguiente me tocaban las Cascadas de Ouzoud y el Valle de Aït Bou Guemez aunque al final sólo cumplí la primera parte del itinerario.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada