domingo, 15 de diciembre de 2013

10 días en Fez y el Atlas Medio (2): consejos para orientarse en Fez el Bali



En el anterior viaje de 2008 me quedé un poco frustrada por no haber podido conectar bien con Fez, así que decidí volver y darme una segunda oportunidad.



Foto: cigüeñas
Autora: Marta Leonor Vidal García


Fez no resulta una ciudad nada fácil para una primera visita y mucho menos si se va con poco tiempo. La medina de Fez el Bali en aquella primera impresión en 2008 me resultó inmensa y agobiante y no conseguí conectar con ella a nivel espacial. Con carácter general presumo de tener  una buena aptitud espacial y un excelente sentido de la orientación pero aquel caos intenso pudo conmigo la primera vez.  Sentía que una mole mastodóntica se me caía encima y acababa los recorridos por sus calles exhausta y sin energía.





Fotos: Vista de Fez el Bali
Autora: Marta Leonor Vidal García

En esta ocasión, seguramente porque llevaba un planteamiento de viaje sin programas que cumplir, sí que conseguí conectar con Fez a nivel espacial. Y me reveló un concepto muy curioso del que no me había percatado en el anterior viaje y que me resultó muy divertido: un cierto sentido circular o más bien elíptico del espacio, que hace que cada punto tenga al menos 3 accesos convergentes, de manera que aunque uno se pierda, acaba saliendo siempre al mismo sitio.



Foto: Zaouiya de Moulay Idriss
Autora: Marta Leonor Vidal García

Orientarse en Fez el Bali realmente no es que sea tan complicado en la teoría, es que en la práctica estás sometido a tal bombardeo de estímulos externos: olores, ruidos, carretillas y burros que te cortan el paso ("balak, balak!"), abordajes de pesados que te distraen del camino ("no soy un  guía, solo soy un estudiante que quiere practicar español.." "¿España? ¿Real Madrid? ¿Barça?"), que uno acaba aturdido, perdiendo la orientación, además de exhausto, sin energía y con la sensación de que se te cae encima un mastodonte.

Hace 3 años en Estambul descubrí un "insight" a tener en cuenta en los viajes por Magreb y Oriente Medio: el tiempo es en espiral. Hace poco una amiga que volvía de Marruecos, curiosamente, comentaba la misma impresión: nada tiene fin y todo se va enlazando en un caos infinito que da un poco de vértigo, una sensación agotadora e intensa. Es inútil intentar hacer un plan lineal en el tiempo entendido como una dimensión recta, secuencial e irreversible. No lo intenten o se volverán locos o, en el mejor de los casos, terminarán extenuados.

PLANOS DE LA MEDINA DE FEZ EL BALI.






Mapas de la web Fez Riad

RECORRIDO BÁSICO POR FEZ EL BALI

Como pueden observar en estos detallados mapas de la web Fez Riad, una ruta típica por Fez el Bali se empieza por Bab Boujloud y comprende dos calles principales, Tala Kabira y Tala Saghira (la cuesta grande y la cuesta chica) que discurren en paralelo y se unen a la altura de la Mezquita y Universidad Karaouine. La ruta habitual es empezar por Tala Kabira y al terminar el recorrido regresar a Bab Boujloud por Tala Saghira.




Fotos: Las dos caras de Bab Boujloud
Autora: Marta Leonor Vidal García

El recorrido por Tala Kabira va pasando por la Madrasa Bouanania (abierta al público y que vale mucho la pena visitar), la Plaza Nejjarine con un museo, el zoco de la Henna y la Zaouiya de Moulay Idriss cerca.


Foto: Madrasa Bouanania
Autora: Marta Leonor Vidal García


Cruzando el zoco Attarine se llega a la Madrasa Attarine (también abierta al público y que también vale la pena visitar).


Foto: Madrasa Attarine
Autora: Marta Leonor Vidal García

Desde la calle Seffarine, tomando la calle Mechatine y siguiendo recto se llega a las tenerías de Chuara, el barrio de los curtidores que se detecta rápidamente por el mal olor (no me quiero ni imaginar lo que debe ser trabajar todo el día sumergido en esas cubas llenas de tintes, amoniaco, orines de vaca y demás.. ).



Foto: Tenerías de Chuara
Autora: Marta Leonor Vidal García

Para llegar al barrio de los andalusíes, la entrada está algo escondida. Se accede desde la calle Mechatine en una salida a la derecha a un callejón que lleva al sucio puente de Sidi el Auad. Solo hay que subir para arriba la calle Sidi Yousef y se planta uno delante de la Mezquita de los Andaluces. La Madrasa Sahrij que pude visitar en 2008 y aún funcionaba en aquella época como Madrasa, estaba en esta ocasión cerrada por restauración. Aparte de esto el barrio no tiene mucho más que ver.




Fotos: Mezquita de los Andalusíes
Autora: Marta Leonor Vidal García

 Seguiré detallando las visitas.

Anteriores entradas: información general.

Del viaje de  2008: Fez (I), Fez (II): Fez el Jedid, Fez (III): Fez el Bali

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada