lunes, 16 de enero de 2017

Norte de Marruecos (13): Moulay Bousselham



Entre Larache y Rabat hay un pueblecito costero muy agradable, Moulay Bousselham, con una laguna donde se puede pasear en barca y avistar aves y pasar un día relajado de playa. Una buena recomendación que me hizo Pablo Muñoz.


Camino de Casablanca, ya al final del viaje, hice una parada. 

En la zona del embarcadero se  acercan muchos propietarios de barcas a ofrecer un paseo. Alquilé una por dos horas. El pobre chico tuvo que empujar la barca caminando un buen tramo porque la laguna tenía en aquel momento poca profundidad: 
Abdesalam (alquiler barcas): Tel: 0613413851




 

Foto: Moulay Bousselham
Autora: Marta Leonor Vidal García

Moulay Bousselham es muy popular entre los marroquíes como destino de turismo interior para playa y relax, práctica de surf y avistamiento de aves. Aparte del veraneo también es un centro importante de peregrinación. El pueblo toma su nombre de un hombre santo, Moulay Bouselham ("hombre de la capa")que murió en la batalla de El Oued Makhazine en 1578, la conocida como la "Batalla de los Tres Reyes", que tuve ocasión de comentar en la entrada dedicada a Asilah.



Foto: Moulay Bousselham
Autora: Marta Leonor Vidal García

La laguna de Merja Zerga de 70 km2 de extensión, es una parada importante para un sinnúmero de aves migratorias procedentes de Noruega, Suecia y el Reino Unido que van camino de África.



Fotos: Moulay Bousselham
Autora: Marta Leonor Vidal García

Los pájaros vuelan hacia el sur a finales del verano y se detienen aquí en septiembre, octubre y noviembre, antes de continuar su viaje hacia el África occidental o a África del Sur.



Foto: Moulay Bousselham
Autora: Marta Leonor Vidal García

Vuelven de nuevo en su camino de regreso a Europa en primavera, por lo que la primavera y el otoño son las mejores épocas para la observación de aves. Los flamencos rosados que migran desde Mauritania son particularmente llamativos.



Foto: Moulay Bousselham
Autora: Marta Leonor Vidal García

En las orillas de la laguna hay colonias de cangrejos.






Foto: Moulay Bousselham
Autora: Marta Leonor Vidal García


Aproveché el final de la visita para darme un bañito en la playa, donde había un grupito de señoras marroquís en bañador, lo que me confirma que es una destino de playa familiar para el turismo interior.

 
Foto: Moulay Bousselham
Autora: Marta Leonor Vidal García


Finalizada la visita después de comer unos calamares fritos en uno de los restaurantes de la avenida, me puse en camino a Casablanca. Se me hizo el viaje bastante largo, lleno de peajes y en particular el trayecto al aeropuerto se me hizo eterno. Devolví el coche y me dio tiempo de coger el tren de las 19.00 a la estación de Casa Voyageurs, donde tenía mi reserva de hotel en la misma plaza enfrente de la estación. Descubrí que había un tranvía nuevo que lleva a la Corniche, con el último servicio a las 22.30.
 
HOTEL AL WALID
 Place Sidi Mohamed Belvédère
 Casablanca,20310, Marruecos
 Teléfono:+2125 22 41 86 00

Es un hotel funcional, moderno, de precio medio. Buena opción por la ubicación.

Al día siguiente volví a coger el tren al aeropuerto para mi vuelo de vuelta a Gran Canaria. Fin de este tercer viaje a Marruecos.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada