lunes, 11 de enero de 2010

Crónicas de El Cairo (III): El barrio Copto

(Esta entrada fue publicada en archipielagonoticias el 24 de diciembre de 2007 y corrresponde a una serie dedicada a una estancia de 8 días en El Cairo en diciembre de 2007)


Después de las entradas de datos prácticos y visitas del Egipto faraónico, seguimos con El Cairo Copto. Recomendaría el domingo para visitar el barrio copto, una curiosa isla de silencio dentro de El Cairo, donde se vive un ambiente relajado, sin la contaminación, el estruendo del tráfico y el ritmo frenético de la ciudad. Este barrio llamado “Misr al-Qadima” (“El Cairo antiguo”), se ubica al sur de la ciudad. Se llega con el metro, estación Mar Girgis, que nos deja justo delante del Museo Copto. Al lado del museo quedan los restos de la antigua fortaleza de Babilonia, la única huella de la ocupación romana, construida por Trajano en el año 98 d.d.C.



Foto: Barrio Copto
Autora: P. Santaolalla



El término “copto” designaba inicialmente a los pobladores autóctonos egipcios para distinguirlos de los griegos. A mediados del siglo VII, cuando Egipto fue conquistado por los musulmanes (641 d.C.), los árabes identificaron a los coptos con los cristianos egipcios y el término adquiere un matiz étnico-religioso en el sentido de “cristiano” de Egipto, para singularizar a esta minoría (un 10% de la población actual) del resto de la población egipcia musulmana.

La tradición atribuye a San Marcos la predicación del Evangelio en el Valle del Nilo. La nueva religión se extendió rápidamente en Alejandría, creándose una Iglesia propia enfrentada al poder imperial de Constantinopla, que acabó escindiéndose de la Iglesia católica en el concilio de Calcedonia (451), donde los Padres conciliares proclamaron la doctrina católica de las dos naturalezas en Cristo: la divina y la humana. La Iglesia copta, junto con la siria y después la armenia, se adhirió, a la doctrina de una sola naturaleza en Cristo (monofisitas). La Iglesia copta, al igual que las otras Iglesias orientales, es de estructura patriarcal, con sede establecida originariamente en Alejandría y trasladada en el siglo XI al Cairo.

Aquí les dejo unos enlaces de arte copto:



Iglesias y monumentos cristianos en El Cairo


La visita al Museo Copto (entrada 40 libras) merece la pena. Fundado en 1910, su colección incluye arte religioso y secular, textiles, manuscritos, iconos, trabajos en marfil, metales, maderas, cerámica y vidrio de la era cristiana egipcia comprendida entre los años 300 y 1000 d.C. Sus modernas instalaciones, remodeladas en 2006 (en que se reabrió al público después de más de tres años de restauración) chocan con el contraste del caos de piezas y las obsoletas vitrinas del Museo del Cairo. Está dividido en dos plantas. La planta baja muestra columnas y capiteles que albergan sus salas procedentes del monasterio de San jeremías (Saqqara) e Ihnas (cerca de Beni Suef) y la planta superior muestra una gran variedad de textiles, manuscritos, metales, trabajos en madera y joyas.



Foto: Museo Copto
Autora: P. Santaolalla

Recorrer el barrio copto advierto que es un poco lioso. Es bastante laberíntico. El recinto está contenido entre dos niveles comunicados por escaleras y la forma correcta de entrar al circuito de iglesias es bajar una escalera a la izquierda del museo. Al Museo y la Iglesia de Santa Maria se accede directamente desde la calle. Para que se puedan orientar, les dejo un plano del barrio copto (aclaración: “Al Muallaka” es la Iglesia de Santa María en el plano).





Foto: Iglesia de Santa María
Autora: Marta Leonor Vidal García



En el barrio hay muchas iglesias que visitar: La iglesia colgante de Santa María o “Al-Muallaka” (siglo IV), así llamada porque fue construida sobre la llamada Puerta del Agua en la Babilonia romana; la Iglesia de San Sergio (“Abu Sirga”) que según la tradición, se construyó sobre el lugar en el que se alojó la Sagrada Familia en su huida a Egipto; la Iglesia y convento de San Jorge , construida sobre los restos de una de las antiguas torres de la fortaleza de Babilonia; la capilla de Santa Bárbara y la sinagoga Ben-Ezra , levantada en el 600, donde según la tradición, la hija del faraón encontró a Moisés entre los juncos.

Para terminar el domingo, de vuelta al mediodía al centro de El Cairo, se puede alquilar en la Corniche una faluca y ver la puesta de sol en el Nilo. Delante del Hotel Four Seasons (en la Corniche-el-Nile) hay varios embarcaderos de falucas (embarcadero Dok-Dok). La zona de la Corniche es una típica zona residencial de hoteles de lujo, muy elitistas, uno de los contrastes de la caótica ciudad de El Cairo. Se puede curiosear en el Hotel Hyatt, con varios restaurantes, una zona de tiendas diseño y tomar algo en el bar del el último piso con una vista estupenda de El Cairo que se paga a 90 libras de consumición mínima.


Foto: Vista desde el Hotel Hyatt
Autora: Marta Leonor Vidal García



Seguiremos hablando de una visita a Alejandría y después, largo y tendido, del inmenso Cairo Islámico..

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada