domingo, 18 de abril de 2010

24 días en Irán (11): Yazd (II)

Seguimos con los 24 días en Irán, con los monumentos zoroástricos de Yazd.

El Zoroastrismo es la religión monoteísta y filosofía basada en las enseñanzas de Zoroastro o Zaratustra, fundador de la religión conocida también como Mazdeísmo. Los zoroastristas normalmente rezan frente a una forma de fuego o una fuente de luz que es el símbolo de la energía del creador, de la divinidad.


Las Torres del silencio, a las afueras de la ciudad, eran el lugar donde, de acuerdo con los ritos zoroástricos (que no admitían el enterramiento), se dejaban los cadáveres hasta que los buitres los descarnaban. Se prohibió la práctica por motivos sanitarios en los años 60.






Foto: Torres del silencio
Autora: Marta Leonor Vidal García


La ascenso a las torres con el esguince de tobillo que arrastraba antes del viaje por una cuesta con bastante pendiente y de tierra resbaladiza, donde en algunos tramos me tuve que ir arrastrando con las manos, fue durilla. El acceso al interior de la torre, al que se accede arrastrándose por un hueco en la pared (no soy precisamente bajita ni delgada) me hizo pasar un mal rato. Pero lo logré.






Foto: Torres del silencio
Autora: Marta Leonor Vidal García

A los pies de las Torres se conservan algunas edificaciones zoroastrianas, como un pozo, cisternas de agua y pequeñas torres de ventilación ("badgirs").





Fotos: edificaciones zoroastrianas
Autora: Marta Leonor Vidal García


Por los alrededores de las torres merodea un paisano con un burro, al que se le suele dar una propina.



Foto: el "Platero" de la zona
Autora: Marta Leonor Vidal García



El Templo del Fuego (“Ateshkadé”) de la religión zoroástrica mantiene un fuego que arde desde el 470. El edificio,es conocido por los zoroastrianos como Atash-e-Bahrâm (el Fuego de Bahram, en alusión a uno de los ángeles del mazdeísmo),  fue construido en 1934 En lo alto de la fachada se puede ver la conocida figura alada (“foruhar” o “farvahar”) que representa a Ahura Mazda (Dios)




Foto: fachada del Templo del Fuego
Autora: Marta Leonor Vidal García

El fuego que arde en su interior tiene un carácter muy sagrado para los zoroastrianos y se cuenta que lleva ardiendo 1530 años, traído de un templo de Anahita (el templo de Pars Atashkarian) y desde entonces trasladado de templo en templo hasta llegar al pireo de Yazd en 1935.



Foto: El templo del fuego (reflejadas sobre el cristal)
Autora: María Caelles García

Ese día terminanos las visitas en Yazd en los Jardines Baghe Dowlat, construidos en 1747 como palacio del gobernador de la ciudad.


Foto: Jardines Baghe Dowlat
Autora: Marta Leonor Vidal García


Y aquí me tienen haciendo un descansito en los jardines. Estaba comodísima y a punto de dormirme. Lástima que nos tuvimos que ir.

 


 Foto: yo misma en los Jardines Baghe Dowlat
Autora: Ana Carreras




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada