miércoles, 28 de diciembre de 2011

15 días en Uzbekistan (7): Bukhara (4): Chor Bakr y el mausoleo de Bakhaouddin Nakchbandi

Termino mis recorridos por Bukhara con dos visitas de alrededores, la necrópolis de Chor Bakr y el mauseoleo de Bakhaouddin Nakchbandi.

CHOR BAKR

Desde el Bazar Kolkhozny el que esta al lado del parque del mausoleo de los Samánidas, se puede tomar un taxi para acercarse a Chor Bakr, una necrópolis que se encuentra a 6 kms. Ya no hay una línea fija de masrshrutka desde el Bazar. El taxi me cobró 7000 sums (el taxista al llegar quiso enredarme diciendo que "se había equivocado de divisa" al dar el precio y que eran en realidad 7 dólares, pero ese truco ya me lo conocía y le dije que nanay y ni siquiera intentó protestar). A la vuelta temia tener problemas para pillar transporte porque está la zona poco transitada, pero tuve la suerte de pillar una furgoneta que pasaba por alli y me cobró 5000 sums.
 



Foto: Chor Bakr
Autora: Marta Leonor Vidal García

En este complejo se encuentran enterrados los jeques  Djuybar. La tumba principal es la de Khoja Abu Bakr, que era seyyed (descendiente del Profeta), y fue el maestro de uno de los gobernantes de Bukhara, Abdullah Khan II. El complejo comprende una khanaka, una madrasa y una mezquita. Una peculiaridad de este complejo es que está formado por "khaziras", un tipo de mausoleo orientado a los 4 vientos sin cubiertas y cuya entrada está decorada con una puerta especial ("darvoza").






Fotos: Chor Bakr
Autora: Marta Leonor Vidal García

MAUSEOLEO DE BAKHAOUDDIN NAKHCHBANDI

Para llegar al mausoleo de Bakhaouddin Nakhchbandi  lo mejor es tomar la marshrutka nº 125 en Bukhara. Se cogen en la calle Mustaquilik enfrente de donde se compran los billetes de tren. Pague 2000 sums a la ida y 1000 a la vuelta.

En este complejo está enterrado un sufí, Khazreti Mohammed Bakhaouddin Nakchbandi, que vivio en el siglo XIV.


Foto: mausoleo de Bakhaouddin Nakchbandi
Autora: Marta Leonor Vidal García


El mausoleo es uno de los lugares más sagrados de Bukhara donde se mezclan la religion con prácticas poco ortodoxas para el Islam.

El lugar está lleno de peregrinos que van a rezar y depositar ofrendas. Hay un árbol donde la gente se sienta a rezar, deja dinero, trozos de tela, peticiones y da una vuelta pasando agachados por debajo de la rama. Muchas señoras se traian hasta cuchillitos para rascar un poco de madera del árbol y llevársela en un pañuelo.

Un detalle que me hizo gracia es que al lado del árbol de las ofrendas hay un estanque con una docena de patos blancos a los que los chiquillos les tiran pan y montan una escandalera de impresion.





Fotos: mausoleo de Bakhaouddin Nakchbandi
Autora: Marta Leonor Vidal García

Y aquí terminaron mis visitas en la maravillosa ciudad de Bukhara. Me faltó acercarme al Palacio de verano del emir, que es otra visita de alrededores, pero ya el tiempo no me daba de sí. Ya no sé si volveré una tercera vez a Uzbekistán pero ¿quién sabe lo que nos depara el destino?

Anteriores entradas: Información general; Khiva; las Qalas de Karakalpakstán; Bukhara: Lyabi Hauz y los Bazares; Bukhara: Po-i-Kalon y la ciudadela Ark; Bukhara: mausoleo de Ismail Samani y alrededores.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada