sábado, 1 de mayo de 2010

24 días en Irán (15): Shiraz

Seguimos con los 24 días en Irán en la ciudad de Shiraz, capital de la provincia de Fars y conocida como la "ciudad de las flores y los poetas" por sus numerosos artistas y eruditos. Dos grandes figuras de la poesía Hafez y Sa’di vivieron y murieron aquí.

Shiraz conoció un gran esplendor bajo el Imperio Timúrida, que continuó en la dinastía safávida. En el año 1766 Karim Khan, de la dinastía Zand, la convirtió en la capital del imperio y la dotó de majestuosos palacios y jardines. 

Lugares de interés en la provincia de Fars (IRNA)

Lugares de interés en la provincia de Fars (ITTO)



ALOJAMIENTO


Hotel Eram
Avenida Zand
Tel: 00 98 711 2300814, -16
Fax: 00 98 711 2337201, 233592
web:  http://www.eramhotel.com/

Un 3 estrellas comodo y de instalaciones algo mejores que otros del circuito.

Hoteles en la provincia de Fars (IRNA)


RESTAURANTES

Estuvimos en el Restautante Hammam-e Vakil, que ocupa las dependencias restauradas del antiguo hammam del Bazar del mismo nombre. El lugar es muy bonito y ofrece buenos platos.


Restautante Hammam-e Vakil
Telef: 222 6467


En la Avenida Zand se encuentran también bastantes sitios de comida rápida, ya saben pinchos y pizzas, que es lo que más abunda en Irán.

LUGARES DE INTERÉS

Tumbas de los poetas Hafez y Saadi.

La ciudad de los poetas alberga las tumbas de dos poetas famosos, Hafez y Sa'adi.

El mausoleo del poeta Hafez, del s. XIV, se encuentra en un jardín debajo de un templete sustentado por columnas y rematado por una cúpula que representa el sombrero que usaba el poeta


Foto: Tumba de Hafez
Autora: Marta Leonor Vidal García

La tumba de Sa’dí, poeta del s. XIII, se encuentra en un jardín en el lugar donde vivió el poeta. Hay una casa de té subterránea donde sirven unos helados de fideo que la gente consume mucho allí, aunque a mi el sabor no me convenció mucho.




Foto: Tumba deSa'di
Autora: Marta Leonor Vidal García

La Ciudadela de Karim Khan. El fundador de la dinastía zandí, Karim Khan Zand, escogió Shiraz como sede de su reino y mandó construir esta ciudadela conocida como “Arg-e-Karimjâní”, de 4000 metros cuadrados de extensión. Cada esquina tiene una torre de vigilancia de 14 metros de altura con dibujos geométricos.


Foto: Ciudadela de Karim Khan
Autora: Marta Leonor Vidal García

Las fachadas de los edificios interiores tienen decoraciones de arabescos, motivos florales, pinturas de aves con colores vivos y baños de oro. El dintel de la puerta de entrada de la ciudadela está decorado con azulejos de colores que representan  una escena de la épica persa: la muerte del Demonio Blanco a manos del héroe Rostam.

En el ala sureste de la ciudadela el hammam que pertenecía a Karim Khan Zand está abierto al público como museo.

El Bazar-e Vakil es uno de los más bonitos del país para callejear. Alberga la antigua casa de té Chay Khaneye Sara-ye Moshir en la entrada sur, un edificio de dos pisos y un estanque octogonal en el centro construido el año 1871.


La Mezquita Vakil, junto a una de las entradas del bazar. Construida durante el reinado de Karim Khan, en 1773. Es uno de los monumentos más valiosos que datan de período Zandieh, con una superficie de 3600 metros cuadrados


Foto: Mezquita Vakil
Autora: Marta Leonor Vidal García


Su construcción se completó en 1773.



Foto: Mezquita Vakil
Autora: Marta Leonor Vidal García


Su área nocturna o Shabestan (sala de oración de la noche) con una superficie de 2700 metros cuadrados contiene 48 columnas de piedra con un hermoso techo y un altar de mármol que se considera una de las obras maestras de la era Zandieh.



Foto: Mezquita Vakil
Autora: Marta Leonor Vidal García



La Mezquita Atiq, la construcción más antigua de la ciudad (siglo XI). La parte más original es una estructura llamada Joda Janeh (la Casa de Dios). Se trata de una edificación del año 1352, que se alza en medio del patio y en su interior guarda un Corán, la única construcción de este tipo en Irán.



Foto: Mezquita Atiq
Autora: Marta Leonor Vidal García

La Madrassa de Khan, de la era Qajar, que está cerca del Bazar y la Mezquita Jame Vakil. La construcción del edificio fue iniciada por Haji Mohammad Hossein Khan y finalmente en 1862 completada por Aqa Khan Hossein Baba.





Foto: Mullah en la Madrasa Khan
Autora: Marta Leonor Vidal García

La Mezquita de Nassir-Ol-Molk. Con una impresionante decoración de azulejos y vidrieras. Esta mezquita se encuentra al final de la Lotfali Khan Zand-e-Street.



Foto: Mezquita Nassir-Ol-Molk
Autora: Marta Leonor Vidal García

Nasir-ol Molk, perteneciente a  la élite de Shiraz, es el fundador de esta mezquita. Los trabajos de construcción de la mezquita comenzaron en 1876 y concluyeron en 1887.


Foto: reflejo de las vidrieras en el suelo de la Mezquita Nassir-Ol-Molk
Autora: Marta Leonor Vidal García


El Mausoleo de Shah-e Cheragh (s. XI), que alberga la tumba de Sayeed Mir, el hermano del Imam Reza, martirizado en el 835 y un importante lugar de peregrinación para el Chiísimo. El actual edificio es del s. XIX. Sobre el tema de los mausoleos, me remito a la primera entrada de la serie dedicada a Irán y a la de Mashad.

En el patio de este Mausoleo sí se permite hacer tomas generales, pero, como he repetido inumerables veces, en un mausoleo no se deben tomar jamás fotos en el interior de la tumba. Es un lugar de veneración religiosa, no un museo y hay que observar una actitud adecuada. Si no se está en condiciones de garantizar un comportamiento respetuoso, es mejor abstenerse de entrar. Se evitarán muchos problemas innecesarios.




Fotos: Patio del Mausoleo de Shah-e Cheragh
Autora: Marta Leonor Vidal García


El Palacio de Narenyestán. Construido en 1881, está situado en un hermoso jardín de cítricos de la era Qajar. Actualmente está convertido en un museo.


El Museo Pars. En un palacete construido como sala de recepciones a embajadores extranjeros por Karim Kan Zand , que se convirtió en museo en 1936. Alberga una colección de piezas halladas en los diferentes puntos de la región de Fars de todos los períodos de la historia de Irán.

Jardín botánico Eram. Un palacete y jardín del siglo XIX. El edificio, decorado con pinturas y cerámicas es uno de los mejores monumentos del periodo qajar de Irán. Queda muy alejado del centro, hay que desplazarse en taxi. El lugar es agradable, pero no vale la pena el desplazamiento. La entrada no vale los 4 euros que cobraban en 2006.



Foto: Jardin Eram
Autora: Marta Leonor Vidal García

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada