martes, 16 de febrero de 2010

21 días en Marruecos (17): Zagora y el Valle del Draa

Desde Er-Rissani me dirigí a Zagora-Valle del Draa por la ruta Tazzarine-N'kob-Tansikht-Zagora (la carretera que viene en el mapa Michelín como N12 y R108). La carretera se hizo algo pesada, pero está bien, es muy llana, sin problemas para un turismo y el paisaje es muy bonito.



Foto: Paisaje de la ruta
Autora: Marta Leonor Vidal García

El Valle del Draa comprende 200 kms de palmerales en sus dos orillas donde puede apreciarse la sucesión de ksar de adobe.




Foto: Paisaje de la ruta
Autora: Marta Leonor Vidal García





Foto: Pueblo en la ruta
Autora: Marta Leonor Vidal García


ZAGORA

Es la localidad principal del Valle, de unos 30.000 habitantes.

Alojamiento

En Zagora hay muchas opciones, desde hotelazos de lujo a opciones más económicas.

Económico


FernandoMuñoz me daba estas dos opciones de alojamiento:

El Hotel Kasbah Asmaa, a la salida de la ciudad, nada más cruzar el puente media pensión a 300 Dh.
web: Kasbah Asmaa
Telephone : +212-(0)524.84.75.99
Fax : +212-(0)524.84.75.27
email: kasbah@asmaa-zagora.com

El Albergue Chez Alí en la propia ciudad, a las afueras antes de cruzar el rio, que ofrece varios tipos de alojamiento con precios entre los 130 y los 180 dh. la media pensión.

Auberge Restaurant Chez Ali
Avenue Atlas-Zaouite El Barraka
Tel:0021254846258
Web: Chez Ali
Email: contact@chez-ali.com

En precio alto

Palais Asmaa (recomendacion de Paquiort,  usuaria de LosViajeros)

Téléphone : 00 212 524.84.75.55 - Fax 00 212 524.84.75.16


Villa Zagora, una casita muy pija que está a la salida de la ciudad, cruzando el puente y tomando un desvío a la izquierda, en la carretera que lleva al camping de Zagora. En septiembre de 2008 estaba la doble a 720 dirhams y la individual a 520.
Tf: (00) 212 524846093


VISITAS

En Zagora se puede subir a la montaña,  Djebel Zagora para apreciar la vista del palmeral y el río. Conserva las ruinas de la muralla de una fortaleza almorávide del siglo XI. Hay que tomar la carretera que lleva al camping de Zagora, aparcar el coche y subir a pie.



Foto: Vistas del valle
Autora: Marta Leonor Vidal García

Los dueños del hotel donde me alojé en Goulmima me recomendaron mucho el mercado de alfombras de Zagora, que se hace creo que en domingo, pero no coincidió.

TAMGROUT
Una excursión a 18 kms de Zagora.


Tamgrout es una localidad que se nota que recibe muchos turistas y nada más aparcar ya se te acercan chicos a ofrecerse de guias y también se ve a los niños pequeños muy maleados por el turismo y que se lanzan en seguida a pedir dinero.


En Tamgrout se puede visitar la Biblioteca Coránica (no se paga entrada, se deja una propina al encargado), que conserva ejemplares de manuscritos muy antiguos, incluido unos manuscritos en piel de gacela.

Tambien se puede visitar el patio de la Zaouia Naziriya (es un lugar donde acude mucha gente enferma a pedir curación y algunos se quedan allí en el patio de la Zaouia).



Foto: Zaouia Naziriya
Autora: Marta Leonor Vidal García


Se puede visitar tambien el ksar y los talleres de cerámica (es una cerámica en color verde típica de allí).



Foto: Niños en el ksar
Autora: Marta Leonor Vidal García

M' Hamid está a 80 kms de Zagora, es el final de la carretera, y se pueden contratar allí excursiones al desierto del mismo estilo de las que se hacen en Erg Chebbi (Merzouga) para visitar la duna de Erg Chigaga, también bastante turisteada, pero parece que algo menos que Erg Chebbi. No llegué a ir porque ya no tenía planteamiento de excursión al desierto y FernandoMuñoz me recomendó que centrara la jornada en recorrer con toda tranquilidad el valle del Draa, y que no bajara a M'hamid si no iba a incluir el Chott Iriki en mi ruta.

Ya desde Zagora volví a hacer el mismo camino para dirigirme a Agzd y de allí a Ouarzazate.

DE ZAGORA A AGDZ


Unos 30 kms antes de Agzd hay un mirador con vistas al palmeral y un poco más adelante un cruce con un desvio que pone "circuito turistico" y lleva al palmeral de Beni Zoli.




Foto: Vistas del valle
Autora: Marta Leonor Vidal García


Tenemos en el camino la visita a la Kasbah de Tissergart y el Museo de artes y tradiciones del Valle del Draa (la entrada en septiembre de 2008 costaba 20 dirhams) que vale la pena.




Foto: Pasajeras de mi coche en el camino hacia Azgd
Autora: Marta Leonor Vidal García


Otra kasbah de camino es la  Kasbah de Said Arabi, que es privada, la enseña el propietario (pedia 15 dirhams). Me pareció una visita prescindible. Ojo con los vendedores de dátiles que están en la carretera que te siguen para hacer de guias y se ponen algo plastas.



Foto: Kasbah de Said Arabi
Autora: Marta Leonor Vidal García

De aquí seguí parando tranquilamente en los pueblecitos de la ruta hacia Azgd.



Foto: Kasbah
Autora: Marta Leonor Vidal García



Foto: Marabout
Autora: Marta Leonor Vidal García



El único incidente digno de destacar (si se puede considerar como "incidente") que tuve en Marruecos fue recorriendo los pueblos en esta zona:  una piedra que me tiraron a la cabeza unos niños en una parada en un pueblecito de la ruta donde paré a comprarme una coca-cola. Les pegué unos cuantos gritos y en seguida los reprendió un adulto. No le dí mayor importancia al tema, pero he leído luego comentarios de gente en foros que hablaba de mala experiencias en Marruecos quejándose de las pedradas de chiquillos gamberros como si fueran algo supergeneralizado. Yo al menos sólo tuve esta única experiencia en 21 días de viaje y la verdad es que no le dí trascendencia más allá de una anécdota. Pienso que también me podría haber pasado en algunos pueblos de España.

Ya poco antes de llegar a Agzd podemos desviarnos a visitar el ksar de Tamnougalt que está encima de una colina. Se accede desde la carretera a Agzd donde hay que tomar un desvio a unos 5 kms de Agdz (la carretera regularcilla pero se puede hacer en turismo). Se deja el coche al lado del hotel restaurante Kasbah Itrane albergue restaurant y no hay más que subir la colina.


Foto: Ksar de Tamnougalt
Autora: Marta Leonor Vidal García

Ya tan habituada al asedio por la ruta de las kasbahs, esperaba encontrarme al llegar arriba una legión de vendedores y guías no oficiales y para mi sorpresa arriba no habia nadie. Estaba desierto, en un silencio absoluto.




 


Fotos: Ksar de Tamnougalt
Autora: Marta Leonor Vidal García


Me dio una cierta aprensión entrar temiendo encontrarme algún bicharraco dentro del ksar abandonado (salieron volando unos grajos o  pajarracos similares del interior de las ruinas), pero mi único encuentro fue con  unas cuantas simpáticas ardillas saharianas que salieron corriendo al notar mi presencia.  Fue una visita muy agradable el poder meterme a curiosear por las ruinas sin nadie por allí.








Fotos: Ksar de Tamnougalt
Autora: Marta Leonor Vidal García

Si siguen la carretera que no está asfaltada se aprecia un paisaje muy bonito.


Foto: Paisaje
Autora: Marta Leonor Vidal García

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada