martes, 2 de marzo de 2010

21 días en Marruecos (21): Marrakech (III): visitas por el sur de la medina

Terminanos los 21 días por Marruecos con las visitas de Marrakech por la zona sur de la plaza Djema el Fna y empiezo dejando los mismos enlaces de la entrada anterior:
 
VISITAS EN MARRAKECH


PLANOS DE MARRAKECH

Planos de Marrakech (asilahalalba.com)

Planos de Marrakech (planetware.com)

Plano de la medina de Marrakech (viajarpormarruecos)

Mapas de Marrakech (mundo.city.com)

Plano de la medina de Marrakech (Dar Nouba)

También pueden comprar planos turísticos de la medina (estaban a 25 dirhams en septiembre de 2008)  en el Fnac Berebere, pero no son muy detallados.



SUR DE LA PLAZA DE DJEMA EL FNA
 

Minarete de la Mezquita Kutubiya


El minarete de la Mezquita de Kutubiya , de 69 metros de altura se empezó antes que la Mezquita y se terminó bajo el reinado de Yacub al Mansur. Es más antiguo que la Giralda de Sevilla y que la Torre Hassán de Rabat, ambas de estructura similar.




Foto: Minarete de la Mezquita Kutubiya
Autora: Marta Leonor Vidal García

Este tipo de minarete propio de la arquitectura almohade es tipico por su  forma cuadrada y su alzado compuesto por dos torres, una de las cuales alberga a la otra y entre las que discurre una escalera o una rampa en el caso de la Giralda de Sevilla. La torre interior está formada por estancias abovedadas superpuestas que influyeron en las torres campanarios mudéjares de Aragón. 


Foto: Minarete de la Mezquita Kutubiya
Autora: Marta Leonor Vidal García



Hotel la Mamounia

Este famoso hotel donde se hospedaron politicos, estrellas de cine y gente del famoseo de la época, estaba en restauración en mi visita en septiembre de 2008. Para llegar desde la Mezquita de la Kutubiya sólo hay que bajar y torcer a la derecha por la Avenida Houmen el Fetouaki.


Bab Aguenau

Desde la Mezquita de la Kutubiya bajando por la calle Sidi Mimoun  pasamos una parada de autocares y enfrente a la izquierda una gasolinera y un parking y encontramos las puertas de Bab Aguenaou y si seguimos más adelante la de Bab er Rob.

Bab Aguenaou ("Puerta del carnero sin cuernos"), construida en el s. XII es la entrada a la Kasbah de Yacoub el Mansour donde se encuentra la Mezquita y las Tumbas Saadíes.



Foto: Bab Aguenaou
Autora: Marta Leonor Vidal García

Tumbas Saadies

Las Tumbas Saadíes son un conjunto de mausoleos donde a partir de 1574 se empezó a enterrar a la dinastía del mismo nombre. El complejo se construyó por mandato de Ahmed al Mansour, que  está enterrado en él junto a sus tres sucesores. Fue uno de los pocos monumentos saadíes que no fueron arrasados por la dinastía sucesora por motivos religiosos por su condición de mausoleo. Se limitaron a tapiarlo y se redescubrió y abrió en 1917.

El complejo está formado por tres salas: la llamada Sala de las doce columnas, la Sala que servía de mezquita que cuenta con un mihrab y la Sala de los tres nichos.





Foto: Decoraciones de estuco
Autora: Marta Leonor Vidal García



En la Sala de las doce columnas donde está la tumba de Ahmed El Mansour y sus dos sucesores -hijo y nieto.




Foto: Sala de las Doce Columnas
Autora: Marta Leonor Vidal García


La Sala tiene doce columnas de mármol de Carrara, rodeada por galerías cubiertas por cúpulas más pequeñas con techos de madera de cedro dorado. Los muros están revestidos de azulejos esmaltados y elaborados trabajos de estuco.



Foto: Sala de las Doce Columnas
Autora: Marta Leonor Vidal



Una segunda sala con cuatro columnas de mármol blanco, que servía de mezquita, alberga un mihrab. En esta sala está la tumba la del sultán Moulay Yazid, el sultán loco.






Foto: Sala del mihrab
Autora: Marta Leonor Vidal García

La tercera sala, llamada Sala de los Tres Nichos guarda las tumbas de los príncipes fallecidos en la infancia y las mujeres y concubinas de los príncipes.

 
Palacio El Badi

El Palacio el Badi se encuentra un poco más abajo de la Plaza des Ferblantiers, entrando por Bab Berrima a la derecha.

El Palacio El Badi cuyo nombre significa "el incomparable" fue construido por mandato de Ahmed al Mansur a finales del s. XVI (1578-1594) para ser destinado a las grandes recepciones y audiencias reales. 

El conjunto comprendía 360 habitaciones dispuestas en grandes pabellones en torno a un patio central de 135 metros por 110 con un estanque en el centro. Las principales construcciones fueron el Pabellón de Cristal, el Pabellón de Audiencias, el Pabellón Verde y el Pabellón del Heliotropo.


El palacio contó con una gran riqueza ornamental  con ónix, jaspe, oro de Sudán, columnas de mármol de Carrara, techos de estucos y maderas talladas.


Hoy de todo ese lujo sólo quedan ruinas pues cuando el sultán de la dinastía alauita Moulay Ismail (1672-1727) llegó al poder decidió eliminar todos los vestigios de la dinastía precedente (ordenando la destrucción de todas sus edificaciones a excepción de las Tumbas Saadíes por su condición de mauseoleo) y el Palacio El Badi fue arrasado. Hoy solo quedan las ruinas de lo que fue en su día el complejo.

Ademas de la visita al recinto el palacio cuenta con un minbar (púlpito) almorávide fabricado en Córdoba,  muy bonito y el único conservado de su época. Está en una sala separada y se paga entrada aparte (20 dirhams en septiembre de 2008).






Foto: Vista del Palacio El Badi
Autora: Marta Leonor Vidal García

En la parte alta de los muros del palacio hay muchos nidos de cigüeñas




Foto: Cigüeñas en el Palacio El Badi
Autora: Marta Leonor Vidal García



Palacio Bahia

Al Palacio Bahia se accede por la calle Riad ez Zeitoune el Kedim, tomando una callejuela a la derecha si subimos desde la Plaza des Ferblantiers.

Fue construido por encargo de Ahmed ben Moussa, visir del sultán Abdelaziz a finales del siglo XIX. (de 1894 a 1900) contando con los mejores artesanos y obreros de todo el país.



Foto: detalle de una decoración de estuco
Autora: Marta Leonor Vidal García

El palacio tiene 160 habitaciones, dispuestas en una sola planta y con una decoración que recuerda un poco al estilo de los palacios otomanos.



Foto: Patio del Palacio Bahia
Autora: Marta Leonor Vidal García


El gran patio, llamado Patio de honor comprende 50 por 30 metros de mármol y mosaico zellij. Alrededor del patio se ubicaban las dependencias ocupadas por las concubinas del visir y sus hijos.

También a este gran patio daba la Sala de Honor de 20 por 8 metros, la más grande y suntuosa del palacio, utilizada en recepciones oficiales y con techo de  madera policromada. 



Foto: Techos del  Palacio Bahia
Autora: Marta Leonor Vidal García



Hay otras salas dedicadas a recepción de gobernantes y embajadores como la Sala del Consejo y otros apartamentos privados.




Foto: Decoraciones de las paredes
Autora: Marta Leonor Vidal García


Museo de las Artes Marroquíes (Dar Si Said)

Al Museo de las Artes Marroquíes se llega también desde la calle Riad ez Zeitoune el Kedim, tomando una callejuela a la derecha si subimos desde la Plaza des Ferblantiers.
Es una visita que vale mucho la pena. En la planta baja se exponen puertas, mishrabiyas (celosías) de madera. El patio comunica con cuatro salas donde se exponen útiles de trabajo y objetos de uso cotidiano,  instrumentos musicales y armas. En la planta superior las paredes de las habitaciones tienen  elaboradas decoraciones en estuco o madera de cedro. Una de las salas tiene una exposición del ajuar de una novia.

Museo Tiskiwin 

Al Museo Tiskiwin se llega también desde la calle Riad ez Zeitoune el Kedim, tomando una callejuela a la derecha si subimos desde la Plaza des Ferblantiers.
Es la casa de un profesor universitario de arte, Bert Flint, que ha reunido una buena colección privada de arte de las regiones del Atlas y Saharianas, que incluye joyas, textiles, muebles, utensilios y otros objetos de uso cotidiano.

 

Foto: Colección del Museo Tiskiwin
Autora: Marta Leonor Vidal García


Marrakech ofrece muchas más posibilidades de visitas, como las de los jardines del Agdal, el de la Menara o los jardines Majorelle, pero con el diluvio que caia en los días de mi estancia, las visitas de jardines tuvieron que quedar para otra ocasión.

Y aquí terminaron mis 21 días en Marruecos. Me queda para otro viaje la costa atlántica hacia el sur y el Sáhara Occidental.

1 comentario:

  1. Te felicito por tu viaje y por la informacion que recopilaste y las fotos son maravillosas,
    Lorena Jimenez

    ResponderEliminar